Barberá fue en 2013 el cargo electo que más cobró, según Compromís

La alcaldesa presentó unos ingresos brutos por sus cargos políticos de 156.000 euros Los grupos parlamentarios de Compromís y EU critican que el PP no publique sus ingresos brutos

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, volvió a ser en 2013 el cargo electo que más cobra del Estado, según Compromís. El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, cobró 144.000 euros brutos por su cargo, 12.000 euros menos que Barberá, por lo que la regidora es la mejor remunerada por sus funciones públicas.

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, cobró 144.000 euros brutos por su cargo, 12.000 euros menos que Barberá, por lo que la alcaldesa es el cargo electo que más cobra de todo el Estado por sus funciones públicas, concluye la formación política.

De su puesto como alcaldesa del Ayuntamiento de Valencia, Barberá cobró el año pasado 103.250 euros brutos, de las Cortes Valencianas y de los sobresueldos que paga el Grupo Parlamentario del PP en las Cortes cobró 51.800 euros brutos y por su pertenencia al consejero de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia cobró 750 euros.

Respecto a la declaración correspondiente al 2012, Barberà ha incrementado en 7.375 euros los ingresos provenientes del Ayuntamiento de Valencia, debido a que en 2012 todos los concejales del Ayuntamiento renunciaron a cobrar una de las pagas extraordinarias.

El sobresueldo proveniente del Grupo Parlamentario Popular se ha incrementado en 4.000 euros brutos, pasando de los 47.800 del 2012 a los 51.800 del 2013. En cambio los ingresos de la Autoridad Portuaria se han reducido en 750 euros, pasando de los 1.500 euros brutos de 2012 a los 750 euros del 2013. En total, Barberà ha incrementado los ingresos provenientes de su actividad política en 10.700 euros brutos respecto a 2012.

Desde Compromís han destacado que además de estos ingresos, Barberà ha cobrado rentas de su actividad privada, entre otros, 1.268 euros de la comunidad de propietarios donde vive, "hecho que resulta curioso puesto que según la declaración de bienes la señora Barberà no es propietaria del piso".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Joan Ribó, portavoz de Compromís, ha criticado la "acumulación de sueldos públicos de la señora Barberá" porque "es escandaloso e inmoral" y ha pedido explicaciones de los sobresueldos que cobra del Grupo Popular en el Parlamento.

Desde Compromís exigimos a los concejales que hagan publicas sus declaraciones de la renta para ofrecer a los ciudadanos sus ingresos en detalle, y así poder evitar posibles malentendidos”.

Ingresos brutos o netos

La publicación de las declaraciones de rentas de los diputados de las Cortes ha creado otra polémica. Los grupos Compromís y Esquerra Unida han criticado que los diputados del PP hayan declarado sus rentas en términos netos y no brutos, como han hecho ellos, por lo que han pedido que se rectifiquen y se establezca un solo criterio para todos.

Tanto  el PP como el PSPV-PSOE han seguido el formulario aprobado en la comisión de gobierno interior en octubre de 2013 a la hora de rellenar las declaraciones de las rentas que percibieron en 2013, que fueron publicadas ayer en el Boletín Oficial de las Cortes Valencianas.

La portavoz adjunta de Compromís Mònica Oltra ha indicado que el "problema" es que los diputados del PP "han hecho trampas nuevamente", ya que en lugar de declarar el importe íntegro que perciben de la institución han declarado el neto mediante la suma de sus nóminas. De esta forma, ha indicado, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, "cobra el doble que un diputado y declara que gana menos que un diputado", y el presidente de Les Corts, Juan Cotino, "gana el doble que un diputado que no sea portavoz, y ha declarado que gana lo mismo que un diputado portavoz".

Oltra ha anunciado que pedirán que en las declaraciones se pongan las casillas de la declaración de la renta por el importe bruto y lo autentifique un letrado de las Cortes porque lo otro "no es objetivo".

La portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, ha expresado su protesta por entender que debería haber "mayor transparencia y claridad" en la declaración de las remuneraciones de muchos diputados, sobre todo del PP.

El Grupo de EUPV ha declarado todas las retribuciones brutas porque entienden que debe ser así, ya que las deducciones son "subjetivas" en función de la "realidad concreta" de cada uno y lo que tienen que saber los ciudadanos es lo que los diputados reciben en bruto.

El portavoz del PP, Jorge Bellver, ha recordado que existe un acuerdo de la comisión de gobierno interior para declarar las percepciones líquidas, a las que si se suman las retenciones de IRPF sale el bruto que cobra cada uno.

Según el síndic popular, a los partidos "de la izquierda radical, que utilizan siempre la demagogia" para defender sus políticas, les sabe "muy mal" que los ciudadanos sepan que los diputados de Compromís y de EU cobran "exactamente lo mismo" que los del PP.

El portavoz socialista, Antonio Torres, ha justificado que se consensuó un documento oficial entre todos los grupos, consistente en poner la casilla del IRPF de lo que realmente cada diputado recibe, el líquido, y la casilla con todas las retenciones que ha hecho Hacienda, sobre las que el letrado firma la conformidad.

"Eso refleja claramente el nivel de ingresos que recibe cada uno de los diputados y nosotros estamos de acuerdo", ha dicho Torres, quien ha precisado que cuando a la gente se le pregunta qué cobra, cita lo que le ingresan en la cuenta, y ha recordado que todos los diputados socialistas cuelgan en la web del partido la declaración del IRPF completa.

La oposición ha criticado tras la Junta de portavoces que en el pleno de la semana que viene faltará la mitad del Consell, entre ellos los titulares de Educación y de Economía, lo que impedirá hacerles preguntas de control. El PP ha lamentado que la oposición critique "las agendas" del Consell.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS