Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unió cuantifica en casi 13,5 millones de euros las pérdidas por el pedrisco

Los agricultores dicen que los daños habrían sido mayores si la vendimia no estuviera avanzada

La asociación agraria Unió de Llauradors ha cuantificado en casi 13,5 millones de euros las pérdidas causadas por el pedrisco de las últimas tormentas, especialmente en la comarca valenciana de La Ribera, aunque también en otras zonas como Utiel-Requena. Las lluvias de los últimos días, que comenzaron en la madrugada del lunes y se han desplazado por la Comunidad Valenciana hasta este martes, han sido intensas en Sagunto, donde en la última jornada se han llegado a registrar hasta 24 litros por metro cuadrado en media hora.

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), las tormentas más intensas han dejado en las últimas 24 horas hasta 56 litros por metro cuadrado en Sarratella (Castellón), Vilafranca (36,4 litros por metro cuadrado) o Alcalá de Xivert (27,8 litros por metro cuadrado).

Los agricultores, algunos en temporada de cosecha, han cuantificado las pérdidas directas en unos 600.000 euros que, de acuerdo con La Unió, "pudieron ser mayores si no se hubiera vendimiado" parte de la uva. En la producción de almendra, los agricultores estiman pérdidas derivadas del aumento de costes de recolección por el hecho de estar en el suelo por efecto del granizo. La Unió asegura que, en muchos casos, los costes del trabajo no compensarán los beneficios de recogerlas.

La comarca de la Ribera, asegura la organización agraria, ha sido la principal perjudicada con unos 12 millones de euros, seguida de los casi 900.000 euros en el Camp de Morvedre y más de 500.000 euros en Utiel-Requena. A todas estas pérdidas, calcula La Unió, se unen las relacionadas con jornales de recolección y almacenes o transporte. La Unió advierte de que la estimación de las hectáreas afectadas en la Ribera "va al alza una vez comprobada la magnitud".

El pedrisco del domingo dañó más de 2.400 hectáreas de cultivo, fundamentalmente de caqui y cítricos aunque también de granada y algunas hortalizas. Según sus datos, la localidad con mayores daños es Vilanova de Castelló donde el 60% del término municipal, unas 1.300 hectáreas sobre todo de caqui y cítricos, ha resultado afectado. En las diferentes parcelas se observa afección de entre un 70 y un 100%. Los agricultores han registrado daños en Alberic, Beneixida, Gavarda, l'Enova, Manuel, Senyera, Pobla Llarga, Carcaixent y Sant Joanet. El pedrisco afectó a una franja de unas 650 hectáreas de cítricos en la comarca del Camp de Morvedre, cultivadas con cítricos, fundamentalmente en el término municipal de Benifairó de les Valls.

La Unió considera "urgente" que las administraciones públicas (Generalitat y Gobierno central) "tengan en cuenta todos los siniestros climatológicos y arbitren medidas y ayudas para los afectados". Las pérdidas por el pedrisco se suman a las causadas por la sequía de los últimos meses.

El secretario general de La Unió, Ramón Mampel, ha anunciado que "van a solicitar ayudas para los agricultores afectados por el pedrisco que se suman a las de la sequía" y confía que la respuesta de las Administraciones Públicas "esté a la altura de la gravedad de las pérdidas por las diversas adversidades climatológicas". "Los agricultores cada vez tenemos más costes de producción, unos precios cada vez más bajos o impagos de nuestras cosechas y la puntilla es un siniestro meteorológico como éste", ha criticado.

Más información