PARTIDOS

El PNV desoye el aviso de Mendia y ratifica la prioridad del autogobierno

Los nacionalistas recuerdan al PSE que valore su escasa presencia institucional

Primera reunión de la nueva ejecutiva del PSE-EE, presidida por Idoia Mendia que aparece al fondo, en el centro.
Primera reunión de la nueva ejecutiva del PSE-EE, presidida por Idoia Mendia que aparece al fondo, en el centro.ALFREDO ALDAI (EFE)

Las piernas del PNV no han temblado por el aviso de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, de revisar “todos” los acuerdos que ambos partidos tienen firmados esta legislatura si el Gobierno vasco prioriza la apuesta por el autogobierno. Como botón de muestra, en su borrador del discurso del próximo jueves en el Parlamento vasco Iñigo Urkullu ha incluido el autogobierno como una prioridad, a la que acompañará de las apuestas por la creación del empleo juvenil, de la asistencia social y de la consolidación de la paz. Y, a su vez, desde Sabin Etxea, la presidenta del Bizkai Buru Batzar, Itxaso Atutxa, ha recordado sibilinamente a los socialistas que teniendo en cuenta su escasa presencia institucional se piensen dos veces antes de romper con el PNV.

Precisamente en la debilitada posición política del PSE-EE estriba su comprometida capacidad de influencia dentro del escenario vasco. Atutxa lo recordó ayer durante una entrevista en ETB sin ahondar en la herida, pero advirtiendo a los socialistas de que disponen de un reducido campo de maniobra para procurarse otras alternativas en el supuesto de que se desentiendan del PNV.

Mendia, no obstante, siente la obligación de imprimir un sello propio al mandato oficializado el pasado fin de semana en el congreso extraordinario del PSE-EE. Ayer lo enfatizó durante la reunión constitutiva de la nueva ejecutiva, a la que acudieron los 15 miembros que disponen de área. En este encuentro, la secretaria general detalló las líneas generales de su intervención en el pleno de Política General que abrirá el curso político en el Parlamento vasco.

Colocar banderas

La sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha emitido sendas sentencias en las que insta a los ayuntamientos de Beizama (Gipuzkoa) y Mungia (Bizkaia) a que ondee en ambos consistorios la bandera española. Ambas sentencias son firmes y contra las mismas no cabe recurso alguno.

El alto tribunal vasco estima así el recurso de apelación presentado por la Administración General del Estado contra el Ayuntamiento de Beizama por incumplimiento de la ley que recoge la obligación de colocar la bandera de España. De esta forma, el TSJPV condena al Consistorio guipuzcoano a colocar la bandera de España en el balcón de la casa consistorial y en el salón de plenos del Ayuntamiento.

En otra sentencia similar, del pasado mes de julio, el TSJPV desestima el recurso del Ayuntamiento de Mungia, que defendió Txema Montero, contra la sentencia dictada en octubre de 2013 que estimó el recurso del Estado y así confirma la sentencia apelada.

De momento, su advertencia no ha cambiado el paso de Urkullu. En su intervención del próximo jueves el lehendakari actualizará el reconocimiento al proceso del referéndum de Escocia en el contexto de su apuesta por un nuevo modelo de Estado que permita profundizar en el autogobierno. “Se ha demostrado que en este momento en la democracia occidental, toda aspiración política legítima, toda aspiración nacional, debe poder ser planteada desde los cauces democráticos”, figura entre las reflexiones que planteará el lehendakari a los grupos parlamentarios en su intervención.

Mendia deberá calibrar, por tanto, si el énfasis que pone Urkullu en su demanda rebasa el límite que se ha fijado antes de cuestionar la validez de los acuerdos alcanzados por PNV y PSE-EE, precisamente para salvar entonces los primeros Presupuestos al actual Gobierno nacionalista. Antes de que llegue esta reacción, Atutxa se mostró ayer convencida “firmemente”, no obstante, que el PSE “será responsable con el futuro del país y creemos que actuarán con responsabilidad”.

Los nacionalistas comprenden la apuesta estratégica de Mendia sobre todo en el horizonte de las elecciones locales y forales de 2015, pero no van a rebajar el ritmo de su reivindicación de mayores cotas de autogobierno. Por si fuera poco, en el cierre de esta semana llegará el Alderdi Eguna (Día del Partido) donde la apuesta identitaria del PNV cobrará mayor esplendor ante la militancia y así volverá a irritar a la dirección socialista.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50