Clásica

Violines que brillan

La violinista Anne-Sphie Mutter es una intérprete a la que no hace falta presentación allá donde vaya: calidez, perfección técnica, cualidad interpretativa y un buen gusto musical

Hay violines que tienen nombre propio y que siempre tienen la garantía de que las manos que se posan sobre ellos sólo van a extraer la excelencia de sus cuerdas. Es el caso del violín que visita desde el viernes el Auditorio Nacional. La brillante violinista Anne-Sphie Mutter es una intérprete a la que no hace falta presentación allá donde vaya: calidez en el sonido, perfección en la técnica, cualidad interpretativa y un buen gusto musical que la lleva a sacarle todo el partido posible al rey de la cuerda. Desde el viernes acometerá un concierto de violín que parece estar poniéndose de moda: el de Bruch. Esta pieza, cada vez más presente en la programación de las orquestas una vez superado el furor por el de Chaikovski, requiere del solista un abanico de emociones bastante amplio, que seguro Mutter podrá asumir. El programa lo completa un estreno mundial de Vivancos y un clásico: la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorák, pieza a la que siempre hay que volver para recobrar la esperanza.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50