LA RENOVACIÓN DEL PSE

El pacto de integración en Álava no afectará a la composición de la ejecutiva

González defiende que la conjunción en la dirección "hay que ganarla con el tiempo"

El pacto alcanzado por los dos candidatos a la secretaría general del PSE-EE de Álava — Cristina González e Ivan Ruiz de Eguilaz— para apoyar sendas listas conjuntas de delegados a los próximos congresos extraordinarios no alcanza a la composición de la futura ejecutiva de esta territorial. González, de hecho, ha venido admitiendo en público que esta integración en la futura dirección alavesa “hay que ganarla en el tiempo”, en una alusión clara al comportamiento que adopten los críticos en el supuesto de que no ganen mañana. En cambio, Ruiz de Eguilaz reconoció ayer que su idea siempre ha sido la de “llamar el mismo día de las votaciones a Cristina para que colabore” en su ejecutiva.

Después de unas conversaciones entre ambos candidatos en los días previos, fue al término del debate del pasado jueves en el Artium cuando cristalizó la integración de las dos listas de delegados. Eguilaz lo planteó de entrada en su turno de intervención y González le recogió el guante. Minutos después del acto, se accionó la maquinaria interna de las dos candidaturas para propiciar el entendimiento. Sobre una base estimada de los avales recogidos se convino que los críticos dispusieran de un tercio aproximado del número de delegados que corresponde a la afiliación del PSE-EE alavés en su congreso territorial —13 de 33— y en el de Euskadi —5 de 15—, según distintas fuentes.

Ninguna de ambas partes reparó ayer en precisar el número de delegados que le habían correspondido. “Lo importante es que son listas conjuntas, con lo cual es lista única y plural”, se admitió desde el entorno de Cristina González. Para el candidato del sector crítico “ahora queda claro que en ningún momento había rechazado hablar de integración, sino todo lo contrario porque fui el primero en plantearlo”. Para Eguilaz, el acuerdo propiciado transmite una sensación a los afiliados de que “es posible una integración con cambios que refleja la diversidad que existe en el partido que está abierto a poder participar”.

Sin embargo, este acuerdo entre las dos candidaturas, que aplaca sin duda las primeras tensiones de la campaña, ha provocado el recelo en algunos sectores próximos a la dirección y que reniegan de que haya un reparto de cuotas antes de los resultados de las votaciones de hoy. La concesión a los críticos para facilitar la integración obliga al desalojo de un amplio grupo de delegados considerados ahora del sector oficial.

Ruiz de Eguilaz advirtió, no obstante, que “una cosa es el acuerdo en las listas” ya alcanzado, pero “lo importante y de lo que se trata en esta campaña es la elección del secretario general” en un intento, sin duda, de evitar que este acuerdo pueda entenderse como la foto de situación de los posibles votos que vaya a recibir cada candidato.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción