Las negociaciones del ERE de la base de Morón finalizan sin acuerdo

Los trabajadores del recinto militar califican la última propuesta de la empresa como "insultante"

Trabajadores de la base de Morón durante el encierro en el Ayuntamiento, el pasado agosto.
Trabajadores de la base de Morón durante el encierro en el Ayuntamiento, el pasado agosto.Paco Puentes

Las negociaciones entre la empresa encargada de los servicios de mantenimiento de la base aérea de Morón y los trabajadores han finalizado este miércoles sin un acuerdo para evitar el despido de 55 trabajadores. Se trata del tercer ERE que sufre el recinto militar desde la llegada en 2010 de la compañía Vinnell-Brown & Root Spain (VBR). Rodríguez ha asegurado que la última propuesta de la empresa ha sido, "sencillamente, insultante". "A las indemnizaciones de 20 días de sueldo por año de servicio, con un tope de 12 mensualidades, han sumado 6.000 euros lineales a cada uno de los afectados", ha explicado el presidente. En señal de protesta, los trabajadores se han encerrado durante unas horas en la delegación de Empleo en Sevilla.

Rodríguez ha recordado que durante estas semanas los trabajadores han presentado a la compañía otras alternativas: desde un plan de viabilidad para evitar los despidos hasta un ERTE o un plan de "reestructuración" de la plantilla, que contemplaba, entre otras medidas, una congelación de salarios hasta 2019 y bajas voluntarias para cualquiera de los trabajadores mayores de 55 años con indemnizaciones de 45 días de sueldo por año de servicio. Rodríguez ha señalado que la empresa puede ahora comenzar a consumar los 55 despidos planeados, aunque ha manifestado que VBR no ha aclarado aún cuándo los hará efectivos.

Rodríguez ha cargado duramente contra el Gobierno central y más aún contra el ministro de Defensa, Pedro Morenés. "Está permitiendo que Estados Unidos haga lo que le de la gana en la base. El Gobierno central tiene la obligación de defender a los trabajadores españoles, que estamos siendo sustituidos por militares estadounidenses en activo", ha criticado. En ese sentido, Defensa recuerda que tras las negociaciones entre el ministerio y el Gobierno estadounidense la empresa redujo los despidos de 150 a 55.

Desde la llegada al recinto de la empresa, la plantilla española ha encadenado otros dos ERE. Uno en 2010, que afectó a 119 trabajadores; y otro en 2013, con 66 despidos —este último declarado improcedente por el TSJA el pasado abril—. Esta destrucción de empleo ha ido de la mano de un aumento de la actividad en la base debido a la estrategia del Gobierno de EE UU de ampliar en al menos un 50% la Fuerza de Respuesta para Crisis en África. El número de marines ha pasado en los últimos meses de 500 a 850 y el de aeronaves, de ocho a 17.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS