Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes de la FMC culpan a Bustos de los pagos de dietas irregulares

Los ediles argumentan que cobraron importes mensuales fijos por su dedicación

Nueve de los 40 alcaldes imputados por haber recibido presuntamente sobresueldos de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) defendieron este miércoles ante la juez su inocencia y descargaron la responsabilidad en el ex presidente del ente municipalista, el socialista Manuel Bustos, ex alcalde de Sabadell. Entre 2011 y 2012, los alcaldes —de todos los colores políticos— percibieron unos 300.000 euros por supuestas dietas que eran, en realidad, “sueldos encubiertos”, según los investigadores: el importe era idéntico cada mes, existía una “escala salarial” e incluso se recibían pagos en meses de inactividad política, subrayan los Mossos en sus informes.

En una maratoniana jornada de declaraciones en los juzgados de Sabadell, que arrancó a las 10 de la mañana y se alargó hasta medianoche, los alcaldes citados por el juez que lleva el caso, argumentaron que desconocían la posible irregularidad de los pagos y explicaron que la gestión administrativa era responsabilidad del presidente, Bustos, y del secretario general de la FMC, Adolfo Moreno. Ambos declararon también como imputados. Bustos, que permanece imputado por corrupción en el caso Mercurio, defendió la legalidad de los pagos a los alcaldes. “Cobraban por el trabajo hecho en la FMC. En ningún caso eran sobresueldos encubiertos”, dijo en un comunicado, ya que prefirió no hacer declaraciones tras su comparecencia. Bustos añadió que los abonos “fueron transparentes y se declararon a Hacienda”. “Se pagaba una cantidad fija mensual porque se hacía un promedio de la actividad que mantenía” cada edil, añadió.

Uno de los puntos que intentan aclarar las partes es cómo denominar a los pagos realizados. En la partida presupuestaria de la FMC se citan como “dietas”, pero estas, por su naturaleza, deben justificarse y varían según la actividad y el gasto realizado. Los abogados defensores tampoco quieren hablar de “sueldos” porque no había un contrato. Los alcaldes y la FMC defienden que se trataban de “retribuciones por dedicación y responsabilidad”. La discusión técnica no es baladí, ya que de ella depende en parte que la juez decida si se trataba de pagos irregulares o no.

Los imputados coincidieron en admitir que, en todo caso, algo no se hizo bien. Los alcaldes involucrados apuntan directamente al expresidente. “El papel de los alcaldes en la Federación es político. La gestión interna no es responsabilidad nuestra. Quienes llevaban el día a día y la gestión eran el secretario general y el presidente”, espetó la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín (PSC). “No todo se hizo bien, si no no estaríamos 40 alcaldes declarando aquí”, lanzó el edil de Mataró, Joan Mora (CiU). Por su parte, Bustos admitió que se consignó una partida presupuestaria destinada a estas dietas “poco precisa” jurídicamente.

Al expresidente también le preguntaron sobre la contratación en la FMC de su pareja, que combinaba este contrato con el de jefa de gabinete en el Ayuntamiento de Sabadell. La juez además preguntó a los alcaldes si habían cobrado dos veces los gastos de la FMC: con la retribución de la entidad y como dietas a través de sus Ayuntamientos respectivos.

El sistema de retribuciones se implantó en la Federación en 1988, siete años después de la creación de la entidad. Según explicaron los alcaldes, antes de que Bustos asumiera la presidencia en 2004 también se pagaban importes fijos a los alcaldes. Durante la época investigada por los Mossos, los abonos oscilaban entre los 255 euros que percibían los vocales del comité ejecutivo y los 1.989 euros mensuales del presidente. En octubre de 2012 se eliminó el sistema por un cambio en la normativa que rigen las asociaciones. Actualmente solo se pagan dietas, previa justificación del gasto.

Más información