Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz zanja el debate sobre un posible adelanto electoral

La presidenta de la Junta recalca su intención de agotar la legislatura

La presidenta andaluza, Susana Díaz, visita las instalaciones de un colegio de Moguer. Ampliar foto
La presidenta andaluza, Susana Díaz, visita las instalaciones de un colegio de Moguer. EFE

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, pretende iniciar el nuevo curso político enterrando un debate que le ha perseguido en los últimos meses: el de un posible adelanto electoral en la comunidad. “Espero que no, estoy trabajando para que haya estabilidad, que la hay en estos momentos. Quiero agotar la legislatura”, ha asegurado Díaz. En esta ocasión ha sido la propia presidenta la que, la semana pasada, dio alas a ese escenario al asegurar que si el Gobierno de coalición entre PSOE e IU no alcanza un acuerdo para los próximos Presupuestos “tendrán que decidir los andaluces”. Este lunes, la socialista ha intentado rebajar sus declaraciones, consideradas “fuera de lugar” por sus socios y que han tensionado el pacto de Gobierno. “No entiendo el ruido que se ha generado por una obviedad. El Gobierno central nos lo ha puesto muy difícil y, por tanto, las negociaciones van a ser complicadas. Si no se alcanza un acuerdo deberán decidir los andaluces”, aseguró Díaz.

Durante una entrevista en la Cadena SER, Díaz quiso alejar el fantasma de un posible adelanto electoral asegurando que la relación de PSOE e IU es “fluida”; que el Gobierno andaluz es “estable” y está demostrando que hay otra manera de hacer las cosas. Sin embargo, esa tensión generada ha quedado patente en las declaraciones del coordinador general de IU, Antonio Maíllo, quien ha elevado sus críticas. “Si alguien pretende adelantar las elecciones hablando de Presupuestos, pero en realidad lo que quiere es evitar que se conozca todo lo relacionado con la corrupción, se equivoca”, afirma Maíllo, antes de señalar que la intención de su formación es “garantizar que no se impida que se conozca todo lo que ha ocurrido con la corrupción de otros Gobiernos”.

A las palabras de conciliación de Díaz se han sumado las del secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, quien ha asegurado que su formación afronta el nuevo curso político con una voluntad decidida de “diálogo, participación y acuerdo” frente al PP, partido del que auguró un endurecimiento de “su política de tierra quemada y suciedad”. “Los socialistas seguiremos defendiendo a los andaluces de los ataques de la derecha y practicando una política de propuestas en beneficio de la gente”, afirma. A este objetivo Maíllo ha sumado “seguir abriendo paso en políticas de mayor audacia y cambio”.

La dirigente del PSOE descarta presentarse a las primarias federales

Ante las futuras negociaciones para elaborar las cuentas para 2015, Díaz ha recordado que Andalucía dispone este año con 600 millones de euros menos debido “a una liquidación incorrecta” del sistema de financiación y a “un objetivo de déficit injusto”. Pese a esa limitación, la presidenta ha mantenido que su Ejecutivo está trabajando para que el personal sanitario recupere el salario y la jornada laboral completa en el próximo ejercicio. Además, ha asegurado que no subirá los impuestos. “Le pido a Rajoy que tenga sensibilidad con los andaluces”, afirma la presidenta antes de recordar que la Junta de Andalucía le ha pedido al Gobierno central un plan extraordinario para el empleo.

Asimismo, Díaz ha reclamado al PP andaluz que defienda a la comunidad. “Que demuestre que es capaz de poner los intereses de Andalucía por delante de los intereses de Rajoy y en ese en momento creeré que es sincero”, afirma Díaz.

La socialista ha vuelto a reiterar su compromiso con la comunidad al ser preguntada por si contempla la posibilidad de presentarse a las futuras elecciones primarias del PSOE federal, aplazadas hasta junio 2015. “Mi compromiso está aquí, ya lo he dicho en más de una ocasión. Y en eso me voy a dejar la piel”, asegura la presidenta. Asimismo, Díaz ha aplaudido que estos comicios se retrasen hasta el próximo año. “Comparto este calendario. La gente lo que quiere es que se preocupen de ellos. No quieren a un PSOE preocupado por su partido, cuando ya lo ha estado en julio”, matiza.

“Se equivoca quien quiera tapar con elecciones la corrupción”, dice IU

Sobre el caso de los ERE o el fraude en los cursos de formación, la socialista ha reiterado que no cambiará “ni un ápice” en su lucha contra la corrupción. Sobre la elevación del caso de los ERE al Tribunal Supremo por la presencia de siete aforados, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, Díaz ha asegurado que espera que la Justicia “actúe” cuanto antes y determine las responsabilidades. “Los inocentes serán inocentes y aquellos que hayan actuado mal, que lo paguen”, asegura. Asimismo, y en referencia al fraude en la formación, la presidenta ha recordado que, pese a ser legales, su Ejecutivo no comparte el sistema de las exoneraciones (que permiten un retraso en la justificación a las empresas que recibieron dinero público para la formación).

En cuanto a las palabras del presidente del PP, Juan Manuel Moreno Bonilla, en las que aseguraba que “ahora mismo” no contempla iniciar los trámites para suspender de militancia en su formación ni al alcalde de Tomares y ex secretario general del PP, José Luis Sanz, ni a la regidora de la también localidad sevillana de Bormujos, Ana Hermoso, la presidenta ha criticado que esa es la doctrina de la doble moral y del embudo de los populares que suele “cabrear tanto a la gente”. “Si de verdad se quiere combatir la corrupción, se combate siempre, te afecte en tus filas o no”, afirma.

Por último, sobre la irrupción de Podemos en el panorama político, la presidenta andaluza ha mostrado su respeto a la formación de Pablo Iglesias y le ha pedido “que no se equivoque de adversario”.