Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pretemporada sin caja ni juego

El Espanyol, que sigue con un fútbol gris, apenas ha ingresado 400.000 euros con los amistosos poco atractivos de verano

Clerc supera a un jugador del Sabadell durante el partido de ayer Ampliar foto
Clerc supera a un jugador del Sabadell durante el partido de ayer

“Me quedé solo en Shanghái”, recuerda Jonathan Soriano, hoy en el Red Bull Salzburgo, ayer formado en la cantera del Espanyol. Era el verano del 2005 y el conjunto blanquiazul andaba de gira por China. Pero una vez completado el triangular frente al Nacional de Montevideo y el Feyenoord, la plantilla emprendió el regreso a Barcelona y el delantero, novato de la expedición, se quedó a recoger el trofeo de subcampeón junto al jefe de prensa y a la directora de comunicación. “Fueron dos días largos. Aprovechamos para conocer la ciudad y hacer compras”, añade Soriano. Ese fue el último gran viaje del Espanyol; en el camino quedaron entrenos a altas temperaturas, algunos invadidos por langostas, pero cerca de un millón de euros para la tesorería del club. Un mundo de distancia con la pretemporada casera de este verano.

Resulta que a partir de la gira en China, el Espanyol eligió sus destinos por Europa. En 2006 fue a Grecia, en 2007 y 2008 marchó a Inglaterra y Holanda; y en 2009 pasó por Italia, última pretemporada fuera de casa. En Florencia falleció el entonces capitán Dani Jarque por una parada cardiaca y el entrenador Mauricio Pochettino decidió que el equipo se prepararía en Cataluña con pequeños desplazamientos por Europa. La rutina continuó con Javier Aguirre y Sergio González repite. “En la pretemporada se valora el factor económico, logístico y deportivo. Con estas variables seleccionamos los rivales”, dicen desde las oficinas de Cornellà.

El club recibió unos 150.000 euros por el duelo frente al Raja y cerca de 50.000 por cada uno de los otros amistosos jugados en España

Sin embargo, los planes no funcionaron como estaban previstos. Al Espanyol se le cayó la gira por Inglaterra (Brentford y Brighton, de la Championship inglesa). Con los contratos firmados, el promotor no cumplía con las garantías necesarias por lo que en el último momento el área deportiva pactó dos amistosos con equipos de Segunda División: Llagostera (1-2) y Girona (2-1). Una pretemporada que se completa con rivales menores: una selección del Vall d’Aran (0-14), el Raja de Casablanca (1-1), el Tenerife (0-1), el Olot de Segunda B (1-1) y ayer contra el Sabadell (1-0 perdió con gol del exblanquiazul Tamudo). Hoy, para el Ciudad de Barcelona, llega un equipo de más caché, el Génova.

La poca entidad de los contrarios también repercute en lo económico, puesto que esta pretemporada no ha ayudado a las arcas del club, dado que apenas ingresará alrededor de 400.000 euros, muy lejos de los cerca de 750.000 que percibió en los últimos veranos. El Espanyol recibió aproximadamente 150.000 euros por el duelo frente al Raja y cerca de 50.000 por cada amistoso jugado en España, gracias a los derechos televisivos. Una gira de poco porte, que no sólo afecto a las finanzas sino que también al fútbol y los resultados del equipo, hasta el punto que ya le cuestionaron al entrenador sobre la mala marcha del equipo antes de que empiece a rodar la pelota en la Liga.

Desde el vestuario blanquiazul, sin embargo, encuentran alguna explicación: “A veces, es difícil mantener la concentración e intensidad contra equipos inferiores. No es lo mismo jugar ante el Llagostera que contra el Manchester United”. Y desde el camerín abundan: “Los titulares no juegan juntos más de 60 minutos y los teóricos suplentes cuentan con muchos minutos. No es real. Buscamos un fútbol [tener más posesión] que despareció hace más de un año y medio. Y no es fácil, por lo que aún no carburamos”. Una pretemporada sin caja ni juego para el Espanyol.