Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plaza de Vista Alegre inicia su semana taurina más intensa

El cartel bilbaíno contempla 15 festejos en nueve días de fiesta

La actividad taurina de Bilbao se ha reducido tristemente a una semana, la Aste Nagusia. La Corrida del Centenario en junio, el Festival de mayo y las novilladas de final de temporada han quedado en el olvido. La apuesta de la Junta administrativa se centra únicamente en nueve días repletos de actividades, con 15 festejos de diferente condición en una agenda repleta de contenido. Siete corridas de toros, una mixta, otra de rejones, una novillada con picadores y otra de promoción además del concurso de recortadores de mañana y las tres sesiones de vaquillas matinales los últimos días de la Semana Grande.

Casi parece imposible mayor cantidad de espectáculos en tan pocos días, a pesar de que un buen número de aficionados habrían preferido sacar las novilladas a un fin de semana de septiembre para alargar el ambiente taurino.

Cuando se presentaron los carteles hace tres meses, la cita del martes se vendió como el eje de la Aste Nagusia. Enrique Ponce y Hermoso de Mendoza compartirán cartel en un peculiar duelo “con el que Bilbao homenajea a los dos toreros más importantes de las últimas décadas para Vista Alegre”, según afirmó Javier Aresti, presidente de la Comisión Taurina. Sin embargo, los aficionados han señalado otras tardes como las de mayor interés, sobre todo las del viernes, cuando se medirán Miguel Ángel Perera e Iván Fandiño, y la del sábado, con una terna formada por Ferrera, Juli y el diestro vizcaíno.

Andrés Romero suple al lesionado Leonardo en la apertura de rejones

Las primeras tardes parecen reservadas a los muy aficionados, con ganaderías interesantes (Fuente Ymbro y Alcurrucén) ante toreros destacados pero de escaso tirón taquillero. Esto provocará que la afluencia de público sea pobre y las primeras noticias no sean positivas.

Pese a ello, la venta de entradas camina por los mismos derroteros del pasado año, lo que deja claro que el marketing de la feria bilbaína debe renovarse y adaptarse a las nuevas circunstancias para atraer un mayor número de espectadores a la plaza, una vez que los abonos que antes de la crisis compraban muchas empresas hayan desaparecido en la actualidad.

Con todo, la fiesta de los toros volverá a ser una de los espectáculos con mayor número de público y, desde luego, el que más espectadores de pago. Todo ello, sumado a la cantidad de dinero que mueve en hostelería, turismo y hoteles; toda una economía propia de la que el Ayuntamiento también saca un rédito económico.

Los festejos se inician con la tradicional corrida de rejones, en la que Andrés Romero sustituye al lesionado Leonardo Hernández, para alternar con Diego Ventura y Andy Cartagena. Antes, a las 13.00 se celebrará en la capilla de la plaza una misa en memoria de Iñaki Azkuna, habitual de los festejos.

Así, con doblete, comienzan este sábado las Corridas Generales. Por la mañana (11.00), el concurso de recortadores y, de tarde, una interesante corrida de Fuente Ymbro con Escribano, Alberto Aguilar y Jiménez Fortes.