Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elche ya presiente El Misteri

La Nit de l’Alba, declarada Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana

Niños cantores de El Misteri durante la 'Prova de Veus' realizada ayer en Elche. Ampliar foto
Niños cantores de El Misteri durante la 'Prova de Veus' realizada ayer en Elche.

Elche ya tiene la mente puesta en su gran fiesta. Los niños cantores del Misteri d’Elx pusieron a prueba este miércoles sus registros sonoros en la tradicional Prova de Veus, en un día ya de por si para festejar por los ilicitanos por el nombramiento de la Nit de l'Albà como Fiesta de Interés Turístico Autonómico, según publicó el Consell en el Diari Oficial de la Generalitat.

Ante la Corporación municipal, los niños cantores dieron inicio a los preparativos de El Misteri, una celebración declarada en 2001 Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Unesco y en la que participan no profesionales, todos varones.

Por tradición, aunque existen salvedades, este tesoro cultural de Elche se representa en la basílica de Santa María en agosto coincidiendo con la festividad de la Virgen de la Asunción, patrona de la ciudad ilicitana.

En la Vespra, el primer acto de este drama que comienza el día 14, se escenifica la muerte de la Virgen, mientras que la segunda parte o la Festa, que tiene lugar al día siguiente, versa sobre su coronación y ascensión al cielo. La apoteosis llega cuando desde lo alto de la cúpula de la basílica desciende un ángel (interpretado por un niño) en el interior de un aparato denominado magrana. Este drama sacro-lírico comenzó a representarse, según los investigadores, en el siglo XV, pero tras decenas de años de escenificación, a mitad del siglo XVI, el Concilio de Trento lo prohibió. En 1632, el Papa Urbano VIII concedió una bula papal para que el Misteri d’Elx volviera a representarse a petición del pueblo.

Y si los ilicitanos llevan siglos demostrando su amor a la virgen, desde los años 40 del siglo pasado llevan volviéndose locos con el fuego. Ayer fue la Generalitat, a través de la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo, la que declaró la Fiesta de Interés Turístico Autonómico a la Nit de l’Albà de Elche.

En este espectáculo pirotécnico, que se celebra la noche del 13 de agosto en honor de la virgen de la Asunción, desde las terrazas próximas a la basílica de Santa María se lanzan cientos de palmeras patrocinadas por empresas y vecinos de la ciudad.

Este año el Ayuntamiento ha previsto el lanzamiento de 251 palmeras de fuegos artificiales en un espectáculo que empieza una hora antes de la medianoche y se desarrolla por fases hasta cinco minutos antes de la hora bruja. Entonces, se apagan las luces de toda la ciudad para que La palmera de la Mare de Déu, la mayor conocida del mundo, corone la noche ilicitana en un delirio en el que también participan los vecinos tirando sus propios cohetes.

Esta fiesta cogió carrerilla en la primera mitad del siglo XX, pero existen referencias desde la Edad Media de la celebración de una fiesta del fuego previa a la festividad de la Asunción de la Virgen y desde el siglo XVIII está documentado el lanzamiento de un castillo de fuegos artificiales. Además, ya a mediados del siglo XIX aparecen las primeras referencias a una palmera de fuegos artificiales disparada a medianoche.

“Elche está de enhorabuena. Ahora hay que trabajar para que esta celebración sea reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional e Internacional. De momento ya se han dado los primeros pasos”, dijo el presidente de la Asociación de Amigos de la Nit de l’Albà, Antonio Sánchez.