Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
acusaciones de corrupción

El PP rebaja la tensión con el PNV y enfría la polémica de los ‘batzokis’

La cúpula popular no va a ahondar en la vía abierta por las declaraciones de Oyarzábal

El PP quiere evitar un mayor deterioro de las relaciones con el PNV. Las polémicas declaraciones del parlamentario Iñaki Oyarzábal no van a ser secundadas, al menos de momento, por la cúpula del PP vasco. Sí mantendrán en público la reflexión que hizo la secretaria general del partido Nerea Llanos y que dio comienzo a la guerra que han mantenido ambos partidos, al asegurar, —al hilo de las declaraciones del ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, de que guardaba una fortuna no declarada en paraísos fiscales— que “podría haber casos Pujol también en el PNV”.

El PP, que ha fraguado una fructífera relación con el PNV en proyectos vitales como el de Kutxabank, o en todo lo relacionado con las reformas tributarias en los Gobiernos forales, explica que “las declaraciones de Oyarzabal las hará porque tiene datos”, pero de momento “no se va a ahondar en esa vía”.

La parlamentaria popular Laura Garrido, que ha participado este miércoles en un desayuno abierto organizado por la red Osoigo, una organización que pretende romper la barrera entre la ciudadanía y los representantes políticos favoreciendo la participación ciudadana, ha afirmado a nuestro periódico que no tienen previsto prestar declaraciones sobre la presunta financiación ilegal de los batzokis, al menos hasta el próximo fin de semana.

Garrido estuvo acompañada por Gorka Maneiro (UPyD), Odón Elorza (PSE-EE), Rafael Larreina (EH-Bildu) e Izaskun Bilbao (PNV), con quien no cruzó ni una palabra sobre el caso.