Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con nivel tres de preemergencia por fuego... ¿Qué hay que hacer?

Gobernación activa el mayor protocolo de riesgo de incendios forestales por la operación salida

El servicio de Emergencias de la comunidad recuerda que la normativa cambia

Bomberos extinguen las llamas en La Vall d'Uixó, el pasado domingo.
Bomberos extinguen las llamas en La Vall d'Uixó, el pasado domingo.

"Vientos del sur flojos con intervalos moderados en el litoral. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en moderado ascenso". Este es el parte meteorológico para este jueves en la Comunidad Valenciana. No hay cambios en el cielo que hagan temer al fuego más que el día anterior. Sin embargo, la Consejería de Gobernación ha decretado este jueves el nivel tres de preemergencia por el riesgo de incendios forestales —máximo nivel de alerta—, con la previsión de mantenerlo todo el fin de semana. Y es que, en pleno cambio de julio a agosto, lo que sí se espera es un gran aumento de los desplazamientos —la ya cotidiana Operación Salida de agosto—, así como mayor presencia de personas en los montes y playas de la comunidad. Y, a mayor número de humanos en movimiento, mayor riesgo de incendios.

El Centro de Coordinación de Emergencias (CCE) valenciano va a mantener contacto directo con todos los ayuntamientos y organismos locales afectados durante todo el fin de semana, con el fin de informarles de la situación y evolución del estado de preemergencia, y que no vuelvan a ocurrir accidentes por culpa de comportamientos irresponsables.

Desde el CCE recuerdan que la declaración del máximo nivel de alerta conlleva cambios sustanciales en lo que se permite y no se permite hacer. Y que la ley actúa de manera diferente.

1. Contra el fuego, prohibido hacer fuego (y chispas)

Las vacaciones de verano son sinónimo de actividades que implican echar mano de las cerillas: paellas, barbacoas, hogueras de noche... Parece evidente, pero los servicios de emergencias valencianos insisten en ello, por si aún no está claro. Con el nivel tres de preemergencia activado, está terminantemente prohibido encender fuegos al aire libre, aun en las zonas habilitadas para ello. De hecho, la Generalitat tiene previsto precintar todos estos espacios.

Del mismo modo es recomendable no fumar mientras se pasea por el campo. Por supuesto, tirar colillas, fósforos o cualquier tipo de material y artefactos explosivos (petardos, masclets, carcasas) en el monte estará vedado y penado por la ley.

Por último, el CEE recuerda que arrojar basuras, algo que siempre está fuera de la legalidad, puede incrementar el riesgo de incendio debido a la presencia de cristales —que pueden funcionar como lupa con el sol—.

2. Si huele humo, llame al 112

Si detecta un incendio, comuníquelo inmediatamente al número 112, sin pensar que alguien lo habrá hecho ya y antes de dar aviso a otras autoridades más cercanas.

3. Siga las instrucciones de los especialistas

En caso de que se verse rodeado por las llamas, siga en todo momento las indicaciones que le sean dadas por el personal de vigilancia y extinción. Están velando por su seguridad e integridad físicas.

4. Haga caso a su sentido común; los incendios salen caros

Por último, el CCE y la Consejería de Gobernación y Justicia hacen un llamamiento a respetar y cumplir en todo momento las normas que se derivan de decretar preemergencia y a la prudencia para evitar, en la medida de lo posible, los incendios forestales. Aunque la duración y alcance de los efectos del fuego dependen de diferentes factores, todos desembocan en un deterioro de la riqueza ecológica del bosque, que, si se agrava, conduce sin remedio a la desertificación. Un proceso que en nuestro país, tristemente, avanza a pasos agigantados. Porque, además, una vez hecho el daño, lo difícil es enmendarlo.

Más información