Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sindicato de maquinistas denuncia a FGC por no respetar normas de seguridad

Los trabajadores alertan de que la dirección no actúa ante las advertencias de averías

El sindicato de maquinistas SEMAF ha denunciado a Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) ante la Inspección de Trabajo por “transgredir las normas de seguridad en la circulación a la hora de gestionar las averías de los últimos días”. La denuncia tiene origen en los cuatro episodios de las últimas semanas en los que han descarrilado coches de trenes de mercancías en la línea de las minas del Bages (Llobregat – Anoia) y en el Puerto de Barcelona. Aunque no ha habido heridos, la denuncia subraya que se ha puesto en riesgo “la vida de las personas” por no realizar el mantenimiento adecuado de las instalaciones.

El SEMAF asegura que las salidas de vía se han producido a consecuencia de lo que tachan de “mala gestión” en las líneas. “Al menos dos de ellas se han producido justo en los puntos informados por los maquinistas de la existencia de garrotes en la vía”, advierte el sindicato. Los garrotes son deformaciones que se producen en los raíles como consecuencia de la dilatación que provoca el calor. En ocasiones no son graves, pero en otras conviene señalizarlas para que los maquinistas reduzcan la velocidad y eviten accidentes.

Estas deformaciones se producen sobre todo en mayo y junio, explica la denuncia, que relata cómo los maquinistas avisan al Centro de Control e Información (CCI) pero que éste o no actúa para repararlas o informa a los maquinistas, bien por desidia” dice el texto, bien porque la información no circula correctamente, bien por “no dificultar ni retrasar las circulaciones”.

El sindicato entiende, y así lo ha dado a conocer en un comunicado, que cuando los maquinistas detectan averías y las traslada a la dirección, “la empresa debe en primer lugar informar a todos los trenes que vayan a circular por los tramos afectados y señalizarlas si procede” para que los profesionales reduzcan la velocidad.

La denuncia presentada ante la inspección de trabajo también recuerda el roce entre dos trenes de pasajeros, uno de ellos vacío, a primerísima hora de la mañana la semana pasada en la estación de Gràcia, en Barcelona.

La semana pasada, un portavoz de Ferrocarriles de la Generalitat restó ayer importancia a los accidentes, pese a que admitió que el lunes pasado la dirección citó a los sindicatos en una reunión extraordinaria del Comité de Seguridad, en la que se trataron tanto los accidentes de los trenes de mercancías como el de Gràcia.