Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez de Gürtel archiva la imputación del alcalde de Castellón Alfonso Bataller

El popular fue imputado por contratar a Orange Market en su etapa en la Consejería de Sanidad

El juez José Ceres, que instruye el caso Gürtel en Valencia, ha retirado la imputación que recaía sobre el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, desde el mes de abril del pasado año. Bataller fue imputado en relación con la pieza 5 por contratar a Orange Market para la celebración del Acto Premio Salud y Sociedad de 2007, cuando era subsecretario de la Consejería de Sanidad. El juez amplió este año su imputación por la contratación, también con Orange Market, del vídeo de ampliación del hospital Clínico de Valencia.

Sobre el primer contrato, el juez considera que, aunque el alcalde firmó y conformó las facturas, no fue él quien eligió ni negoció con la empresa, sino que fue su predecesor (Rafael Peset) quien lo hizo. El magistrado descarta así atribuir cualquier responsabilidad al regidor porque cuando llegó al cargo en julio de 2007 “estaba ya elegida” la organizadora. El auto recoge la primera declaración del alcalde tras ser imputado. En sede judicial manifestó que “todo venía ultimado por el equipo saliente” y que “se siguió el formato de la anualidad anterior”. Destaca Ceres que en 2008, cuando los premios dependían ya plenamente de su gestión y contratación, “no se contrató, según lo certificado, con ninguna otra empresa del grupo salvo un contrato menor con Orange”.

El magistrado recalca el modus operandi para la contratación de la organización de estos premios: “Se realizó una contratación conscientemente fraccionada en cuatro contratos menores (30.190 euros en total)”. Pero libra a Bataller de cualquier responsabilidad al no constar un “pleno conocimiento y voluntad de dar lugar a estas contrataciones fraccionadas”.

En cuanto a la segunda contratación, la del vídeo del hospital (11.948 euros a una subcontrata elegida por Álvaro Pérez), el juez sostiene que es al exconsejero de Sanidad Manuel Cervera a quien hay que atribuir la elección y facturación de esta contratación. Sobre Bataller, quien en su segunda declaración manifestó que reconocía su firma, pero que no se organizó ni gestionó por la subsecretaría que dirigía, el auto concluye que la factura provenía del consejero y de su gabinete. Para corroborar este hecho, dice el juez, la citada factura llevaba un código diferente a las que son remitidas directamente desde la subsecretaría de Bataller.

Al regidor se le allana así el camino para ser candidato a la alcaldía en 2015. Un objetivo que no ha descartado con su imputación y que quiere retomar ahora. “Si el partido lo considera oportuno, yo estoy trabajando para ser candidato a la alcaldía en 2015”, ha dicho este jueves en una comparecencia convocada a raíz de la desimputación. Lo primero, dijo, será que el partido le restituya su puesto de presidente local del PP en septiembre.

Recibido con aplausos de su equipo de gobierno, el regidor ha reiterado que lo suyo era una “imputación administrativa” y que “no ha pesado nunca ninguna acusación” sobre él, ni le fue imputado “ningún delito”.

Bataller, que se ha referido a la noticia como el fin de “la pesadilla”, ha pedido a los partidos de oposición que “tengan la honestidad de pedir disculpas”.

Preguntado sobre si cree que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, debería cambiar su línea roja por la que habría tenido que dimitir de su cargo. En este sentido, ha reiterado que su imputación era administrativa y apuntado que ve “adecuada” la línea roja, "pero hay que contemplar cada caso de forma individualizada".

Más información