Juego de sillas en la bancada del PSC

El cambio de líder y en la dirección del grupo, las tensiones internas y los procesos judiciales provocan una gran movilidad en los escaños socialistas

Pere Navarro saluda a Miquel Iceta al intercambiarse el escaño.
Pere Navarro saluda a Miquel Iceta al intercambiarse el escaño.Albert Garcia

La bancada socialista en el Parlament se asemeja esta legistatura al juego de las sillas, con una incesante movilidad en los escaños. El cambio de liderazgo en el PSC, los nombramientos de la dirección de grupo, las tensiones internas y la imputación de algunos diputados explican que no pase un mes sin que varíe la fotografía de su ubicación.

En la sesión de ayer volvió a modificarse la imagen. El nuevo primer secretario del PSC, Miquel Iceta, intercambió su silla de secretario primero de la Mesa con la de Pere Navarro, su predecesor, situada en la cuarta fila de asientos, lado izquierdo, tocando al pasillo. La diputada Eva Granados también cambió de sillón al ser designada portavoz adjunta primera y secretaria general del grupo.

Ese escaño lo ocupaba antes Montserrat Capdevila, imputada por el uso supuestamente delictivo de su tarjeta de Renfe, y que ayer retrocedió dos filas. Al contrario de lo que les ocurrió a las diputadas díscolas Marina Geli y Núria Ventura, que bajaron una fila y abandonarom el gallinero de la cámara al que fueron enviadas hace seis meses por romper la disciplina de voto, junto a Joan Ignasi Elena, ausente del Pleno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS