Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los miembros del SAT son desalojados de la finca Las Turquillas

Los jornaleros han permanecido siete horas en los terrenos del Ministerio de Defensa

El líder del sindicato, Diego Cañamero, fue condenado por una acción similar en 2012

Miembros del SAT durante la ocupación de la finca Las Turquillas. Ampliar foto
Miembros del SAT durante la ocupación de la finca Las Turquillas. AFP

Un centenar de jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha entrado este viernes a las 9.00 en la Yeguada Militar Las Turquillas, de Osuna (Sevilla), para reclamar esas tierras al Ministerio de Defensa. Pero sobre las 16.00, han sido desalojados del territorio por la policía.

"Nos hemos ido pero tenemos pensadas más acciones para los próximos días. Tenemos que conseguir que esos terrenos, que pertenecen a los militares, se cedan para que sean trabajados por los agricultores de la comarca, que registra un 43% de desempleo", ha explicado el líder del sindicato, Diego Cañamero, tras el desalojo.

Cañamero, que fue condenado a siete meses de prisión por la ocupación que hicieron en verano de 2012, ha declarado que lo que pretenden es que las 1.200 hectáreas de la finca se aprovechen mejor y parte se ceda a las cooperativas. Según ha detallado, sólo se usa para unos 40 equinos y los cultivos tienen escaso rendimiento en productos y jornales, excepto las 80 hectáreas cedidas al Ayuntamiento de Osuna, que dan más trabajo que el resto.

Por su parte, el Gobierno central ha detallado que la finca cuenta con una superficie aproximada de 1.124 hectáreas, de las que 730 hectáreas están dedicadas a explotación agrícola de secano, 65 a praderas para la cría de ganado en libertad, 179 de lagunas --de las que 80 están cedidas al Ayuntamiento de Osuna por convenio--, 180 de monte y terreno improductivo y 52 dedicadas a edificios de mando, cuadras, almacenes, caminos y cañadas, informa Europa Press.

En la mañana de este viernes, los jornaleros del SAT, que pasaron un primer control de la finca custodiado por agentes de la Guardia Civil y recorrieron un kilómetro de zona civil de la instalación del Ministerio de Defensa, llevaban banderas andaluzas y del Che Guevara y tenían previsto instalar tiendas de campaña en la séptima ocupación de una parte de la finca desde el 2001, informa Efe.