Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Eibar supera con éxito la ampliación de capital y evita el descenso

Luis María Cendoya, socio del club desde 1945, ha suscrito la acción número 46.200

El presidente del Eibar, Alex Aranzabal, a la derecha, brinda este martes con Luis María Cendoya.
El presidente del Eibar, Alex Aranzabal, a la derecha, brinda este martes con Luis María Cendoya. EFE

La Sociedad Deportiva Eibar ha superado con éxito el proceso de ampliación de capital al que le obliga la Ley del Deporte y ha reunido este martes la cantidad que le evita un descenso administrativo a Segunda División B, con lo que competirá definitivamente en Primera División. Un veterano seguidor del Eibar, Luis María Cendoya, de 90 años y socio del club desde 1945, ha suscrito esta tarde la acción número 46.200, con la que la entidad armera alcanza un capital social de 2.146.525,95 euros, el mínimo exigido para competir en el fútbol profesional.

Con el simbolismo de la suscripción de este título por parte del anciano socio eibarrés, el club da por finalizado un capítulo que ha constituido un auténtico quebradero de cabeza desde que ascendió la pasada temporada a Segunda División. El Eibar contaba entonces con un capital social de 433.253 euros pero era una entidad saneada, ya que no tiene deudas, pese a lo cual la Ley del Deporte le obligaba a disponer de al menos 2,1 millones de euros de capital social, con la amenaza del descenso administrativo si no se alcanzaba esa cifra.

El club presentó un recurso ante el Consejo Superior de Deportes (CSD) para evitar acometer una ampliación de capital en la que debía captar 1.724.272,95 euros, pero sus demandas no fueron escuchadas y finalmente ha tenido que afrontar este proceso, que ha podido superar con éxito gracias, entre otros factores, a su ascenso a Primera División tras proclamarse campeón de la categoría de plata.

Un empleado del Eibar contabiliza las acciones vendidas en una pizarra instalada en las dependencias del club.
Un empleado del Eibar contabiliza las acciones vendidas en una pizarra instalada en las dependencias del club.

Aunque se ha alcanzado el mínimo legal exigido, la ampliación de capital sigue abierta hasta el próximo lunes y los aficionados que lo deseen pueden seguir suscribiendo títulos, ya que el límite de la operación se estableció en 1.980.000 euros.

Se ha conseguido el objetivo con tres semanas de antelación a la fecha marcada por el CSD, el 6 de agosto, ya que dio seis meses de plazo para que la entidad guipuzcoana aumentara su capital para poder competir en el fútbol profesional. "Somos de Primera con todas las de la Ley", ha afirmado el presidente azulgrana, Alex Aranzabal, quien está "orgulloso" del proceso de aumento del capital de la entidad guipuzcoana. "El Eibar lo ha conseguido a su manera, con muchos accionistas pequeños. Habitualmente las ampliaciones de capital se realizan poniendo dinero las instituciones o con la llegada de un accionista mayoritario que controla el club", ha señalado Aranzabal. "Lo que era un castigo, ahora es una fortaleza". "Hemos cumplido el objetivo al alcanzar la cifra mínima, pero el proceso va a seguir hasta el lunes porque no queremos que se quede fuera nadie que quiera entrar en la historia del Eibar", ha explicado.

La mayor parte de los compradores ha adquirido una acción. Cada título de propiedad del Eibar cuesta 50 euros al comprador, aunque el club aporta por cada acción 10 euros y 10 céntimos, porque su valor nominal es 60,10 euros. En el proceso de ampliación de capital han intervenido 8.000 accionistas (particulares o empresas) de 48 países, lo que convierte al Eibar en un club internacional con dueños de todo el mundo. Aparte de España, el mayor número de compradores de los títulos procede de Estados Unidos, seguido de China, además de muchos países europeos y americanos. En los últimos días también se han vendido acciones en Indonesia y Singapur.