Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un monolito frente a la comisaría recuerda al policía apuñalado en Málaga

El agente Francisco Díaz murió el 21 de mayo en acto de servicio

Descubrimiento del monolito en homenaje al policía nacional asesinado. Ampliar foto
Descubrimiento del monolito en homenaje al policía nacional asesinado.

Un monolito ubicado frente a la Comisaría Provincial de Málaga honra desde este jueves la memoria del policía nacional Francisco Díaz, apuñalado el pasado 21 de mayo presuntamente por un mendigo cuando intentaba identificarlo y proceder a su detención. El homenaje al agente fallecido ha estado presidido por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de una moción institucional del Ayuntamiento de la capital y supone un reconocimiento a la víctima de toda la sociedad malagueña.

Al acto han asistido los padres y la viuda del agente, que tenía 33 años y una hija de cuatro. Además de Cosidó, que ha definido a Francisco Díaz como “buen policía, mejor compañero y una gran persona”, al acto han asistido la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, y el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. También se han sumado al reconocimiento compañeros y otras autoridades políticas, policiales y judiciales de la provincia.

La muerte de Díaz se produjo en una calle de la zona de Carretera de Cádiz cuando se acercó con su compañero de patrulla para identificar a un sospechoso y proceder a su arresto por un requerimiento judicial en curso. Recibió una herida de arma blanca mortal en el tórax. El presunto homicida, que está en prisión preventiva, es un mendigo de nacionalidad alemana que solía pedir limosna por esta zona y tenía atemorizado al vecindario. Supuestamente, padece problemas mentales. Era conocido por la policía, que lo consideraba “peligroso” y “violento”, y tenía al menos tres juicios pendientes por distintas agresiones, incluida una por violencia machista.