Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG ahorró 450.000 euros al renunciar al correo masivo el 25-M

Los nacionalistas evitaron el gasto postal que se paga con dinero público y no suscribieron créditos

Santiago de Compostela

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha publicado la relación de gastos e ingresos vinculados con la campaña electoral del 25 de mayo, en la cual renunció al correo masivo a la que por ley tienen las organizaciones políticas, y lo cual supuso un ahorro de 450.000 euros a las arcas públicas.

La formación nacionalista, cuya cabeza de lista ha sido Ana Miranda y que concurrió en coalición con EH-Bildu entre otras organizaciones, ha publicado su balance económico de la campaña electoral, que refleja unos ingresos por cuota extraordinaria de la militancia que ascienden a 132.000 euros. Por su parte, los gastos para desarrollar los actos del 25 de mayo supusieron 162.080,34 euros.

Así, el BNG sustituyó el conocido como mailing por la "implicación de militantes y simpatizantes", ya que fueron ellos los que "ensobraron y repartieron mano a mano un millón de sobres y papeletas". Según explican en un comunicado de prensa, la diferencia entre ingresos y gastos será recuperado a través de la correspondiente subvención electoral por la obtención de un escaño, por parte de la coalición, en el Parlamento Europeo.

Los nacionalistas gallegos subrayan que su campaña ha sido "absolutamente austera pero digna" y destacan que ha sido posible "gracias al esfuerzo de la militancia y de los simpatizantes", que "colaboraron con su esfuerzo en la organización de actos en todo el país".

El Bloque no ha solicitado ningún préstamo bancario y tampoco se contrató el servicio de empresas para la distribución y colocación de la propaganda electoral, ni se alquilaron vehículos para megafonía entre otras medidas de ahorro.

El mayor gasto del BNG se ha producido en la producción --montaje, sonido, iluminación-- de los 17 actos centrales, para lo cual se destinaron 34.184 euros. En edición e impresión de sobres, papeletas y dípticos, el Bloque se gastó 33.880 euros; mientras que para PVC's para palos de la luz se dejaron 23.304,60 euros.

En banderolas, el Bloque se gastó 13.673 euros y en cuñas radiofónicas, 17.854,40 euros. En banners de medios digitales y el inserto en papel de 'Sermos Galiza' fueron 3.547,72 euros; y en pancartas 3.000 euros.

Además, en carteles, los nacionalistas se gastaron 18.150 euros, en imanes para vehículos de megafonía, 1.447 euros; y en lonas de fondo para actos centrales, 605 euros.