Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos convoyes de Metro colisionaron la semana pasada en la Línea 1

El incidente no provocó heridos graves

Los sindicatos aseguran que se ha abierto una investigación para descubrir la causa del fallo

Dos trenes chocaron el miércoles pasado en la estación de Cuatro Caminos debido a un fallo en el sistema de seguridad de Metro. Los reflejos del conductor que guiaba el segundo convoy evitaron que el incidente provocara heridos graves. Solo una mujer se quejó de una pequeña contractura en el cuello, según fuentes del Sindicato de Conductores de Metro.

Uno de los trenes salió de la estación de Alvarado al mismo tiempo que otro iniciaba su trayecto desde el depósito situado en Cuatro Caminos. El conductor del convoy que iba detrás tuvo que accionar la “seta de emergencia”, explican fuentes de UGT, para aminorar la marcha, pero no pudo evitar el choque. Los vagones se acoplaron y se desplazaron un metro.

Metro Madrid afirma desconocer este incidente, pero fuentes del SAMUR certifican que tuvieron que asistir el miércoles, sobre las cinco de la tarde a la estación de metro de Cuatro Caminos, para socorrer a los pasajeros. Aunque finalmente no tuvieron que atender a nadie.

La línea 1, donde se produjo el accidente, cuenta con el sistema de señalización de Control de Tren Basado en Comunicaciones (CBTC, en sus siglas en inglés). Un sistema pionero, que se supone de los más seguros del mundo. Este método posibilita la circulación de un mayor número de trenes, ya que permite que se acerquen a una distancia de unos dos o tres metros, reduciendo la velocidad para evitar colisiones. Algo que no sucedió la semana pasada. El ejecutivo autonómico instauró este sistema en las líneas 1 y 6 por ser las más concurridas de la red.

Investigación


Los sindicatos aseguran que se ha puesto en marcha una investigación para conocer la causa del fallo y determinar su alcance. Insisten en que el sistema sigue siendo seguro y que nunca había pasado algo parecido. De momento, Metro Madrid ha dado orden de “apagar la señal de M Roja” —que permite la marcha del tren, con precaución— y que, según aclaran fuentes de CC OO, era la que estaba encendida cuando el tren emprendió el camino en Alvarado. Una medida que el sindicato califica de “chapuza”.

Cinco días antes de este incidente, Metro Madrid cerró la línea 10 durante seis horas por un escape de monóxido de carbono cuando se realizaban labores de mantenimiento del servicio. Tres trabajadores fueron atendidos por una intoxicación leve.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram