Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido un ‘mosso’ jubilado en un tiroteo durante un atraco a un Caprabo

La policía busca a tres hombres, que antes habrían robado en otros dos establecimientos

Dispositivo policial, ayer tras el asalto al supermercado de Caprabo.
Dispositivo policial, ayer tras el asalto al supermercado de Caprabo.

Un agente jubilado de los Mossos d'Esquadra resultó herido a primera hora de la noche del lunes al recibir un impacto de bala cuando trataba de impedir un atraco a un supermercado. Los hechos sucedieron poco antes de las ocho. A esa hora, dos hombres armados irrumpieron un Caprabo de la calle de Cantabria de Barcelona, y encañonaron a uno de los cajeros. “¡Abre la caja!”, le dijeron al empleado.

El agente jubilado se encontraba en ese momento justo en la cola para pagar su compra. Al ver lo que sucedía, intervino, increpando a los atracadores, para tratar de evitar el robo. Los atracadores reaccionaron disparando primero dentro del local. El agente forcejeó con ellos hasta la puerta del establecimiento, donde, según uno de los empleados, le golpearon, tirándole al suelo, y le dispararon el abdomen

El expolicía fue atendido por el Sistema de Emergencias Médicas y trasladado al hospital de Sant Pau, donde se encuentra fuera de peligro. Los tres atracadores —el tercero esperaba en la puerta del establecimiento— huyeron del lugar a toda prisa en dos motos.

En el enfrentamiento con el policía jubilado perdieron lo poco que se habían llevado de la caja del establecimiento, según contó uno de sus trabajadores. “Lo pude recoger yo mismo del suelo”, contó. Una mujer que trabaja justo en la frutería que hay junto al supermercado pudo oír los dos disparos, pero solo alcanzó a ver a las dos motocicletas huir y al exagente en el suelo. “Es muy conocido en el barrio, siempre viene a comprar aquí”, contó.

Los atracadores habían asestado al menos otros dos golpes poco antes, uno en otro Caprabo de la calle de Llull de Barcelona y otro en un estanco de la calle Valéncia. La policía sospecha que una de las motocicletas podría tratarse de una honda Scoopy 125 cc, robada poco antes en L'Hospitalet. Uno de los dos vehículos apareció calcinado al poco del atraco en la avenida de Rio de Janeiro.

Los Mossos activaron ayer un dispositivo a última hora para reforzar todos los controles en la ciudad y tratar dar con los atracadores. También avisaron a las policías locales de las ciudades vecinas, puesto que el atraco se produjo a las afueras de la ciudad. El agente jubilado herido es un hombre muy conocido en el cuerpo.