Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Cañas niega que hiciera una factura falsa para beneficiar a un familiar

El ex diputado declara ante el juez acusado de fraude fiscal

El ex diputado de Ciutadans Jordi Cañas, en el Parlament.
El ex diputado de Ciutadans Jordi Cañas, en el Parlament.

El único diputado del Parlament que ha dimitido tras ser imputado, el ex parlamentario de Ciutadans Jordi Cañas, negó este jueves el presunto delito de fraude fiscal del que le acusa la Fiscalía y por el que declaró como encausado durante más de una hora ante la titular del Juzgado de Instrucción 19 de Barcelona, Maria Pilar Rovira.

El fiscal mantiene que Cañas facilitó el fraude en la liquidación del impuesto de sociedades de 2005 que presuntamente cometió la empresa de su ex cuñado, Inma&Marc Habitatges. Según la Fiscalía, la sociedad de la que era administrador ese año —Servei Inmobiliari S.L— emitió una factura falsa por 100.050 euros que facilitó el presunto fraude del familiar.

Cañas explicó que su empresa no emitió la factura, sino que pagó por un servicio que existió, una gestión posventa. Sin embargo, el ex diputado no aportó ningún contrato que acreditara la actividad, argumentando que con el tiempo (los hechos sucedieron hace nueve años) ya se ha perdido el rastro del documento. Como el imputado aseveró que su empresa se hizo cargo de la factura, la defensa intentará aportar extractos bancarios como prueba. "No es mi empresa la investigada, estoy en esta situación por ser el administrador de una empresa que paga una factura a otra empresa que es la que se está investigando", justificó Cañas ante los periodistas.

El ex diputado de Ciutadans abandonó en 2011 lServei Inmobiliari S.L. Según su versión, pese a ser administrador de la firma, compartía la gestión tributaria y contable con la empresa de su ex cuñado, Inma & Marc Habitatges, ya que su trabajo era "a pie de obra". Cañas desvinculó a su ex pareja de la administración de la empresa.

El imputado también evitó acusar a su ex cuñado, que la acusación considera encargado de un entramado de sociedades defraudatorio que contó, supuestamente, con la colaboración de Cañas y otros diez imputados. El ex cuñado de Cañas está querellado en media docena de causas, y en este caso en concreto se le acusa de un presunto fraude de un total de 429.000 euros.

Cañas abandonó su escaño cuando el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña le encausó por fraude fiscal. Al dimitir, perdió su condición de aforado, por lo que el caso volvió al juzgado ordinario. Cañas se fue de la política con una advertencia: "A los que se puedan alegrar, les digo que volveré", avisó en abril, cuando abandonó el Parlament. Ayer insistió en que, de probarse su inocencia, regresará a la vida política.

Fe de errores

El auto del TSJC asegura que Jordi Cañas recibió una factura emitida por la empresa de su ex cuñado. El ex diputado no la emitió, tal y como se asegura en esta información.