Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aduanas apunta a la financiación ilegal de PP, PSdeG y BNG

Los investigadores acusan de cobrar sobornos al líder del PP en el Senado, al alcalde de Ferrol, al ‘número dos’ de A Coruña y a ediles socialistas y nacionalistas

Barreiro, en el centro de la imagen, junto a Cospedal y Arenas Ampliar foto
Barreiro, en el centro de la imagen, junto a Cospedal y Arenas EFE

La mancha del caso Pokémon, que desde hace más de tres años investiga una supuesta trama de corrupción vinculada a contratas municipales, se extiende sin parar. Y ha alcanzado ya a un dirigente político de relevancia nacional, el portavoz del PP en el Senado y presidente del partido en Lugo, José Manuel Barreiro. Un informe del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), dependiente de la Agencia Tributaria, lo acusa de haber recibido, en mayo de 2011, 5.000 euros del delegado en Galicia del grupo Vendex, concesionario de servicios municipales en numerosos ayuntamientos. Pero con 114 imputados, las ramificaciones no cesan y siguen salpicando a populares, socialistas y nacionalistas del BNG.

La instructora del caso, la titular del Juzgado 1 de Lugo, Pilar de Lara, dictó el lunes un auto en el que pone bajo sospecha la financiación de esos tres partidos para las municipales de 2011. Ordena requerir a los partidos los asientos contables correspondientes a A Coruña, Lugo, Ourense, Ferrol, Santiago, Ribeira y Boqueixón, y también a Terra Galega en Arteixo. Pide, además, a las formaciones políticas sus respectivas contabilidades, así como los datos disponibles en el Tribunal de Cuentas sobre sus ingresos en los meses de mayo y junio de 2011, y exige a varios Ayuntamientos datos de sus contratas.

El macrosumario apunta a que era habitual el reparto de sobornos por parte de esta empresa de servicios públicos no solo entre los gobiernos sino entre los grupos de la oposición a fin de garantizarse la continuidad de sus contratos. Un documento en clave escrito por José María Tutor, su jefe en Galicia, recoge una lista de entregas de dinero, por un valor global de al menos 47.000 euros, a “los trabajadores que van a darse de alta en el nuevo proyecto de investigación”. Estos empleados se enumeran a continuación, y son Pedro Pérez, Benito Nogueira González, y Pablo Santos Orgueira Estévez. Después de investigar estas identidades e intentar recabar información fiscal sobre estos contribuyentes, los investigadores concluyen que no existen. Una conversación entre Tutor y su jefe en Madrid delata que solo hay que tener en cuenta las iniciales: son PP, BNG y PSOE, que recibirán diferentes cantidades según “la ciudad y el tipo de contratos”.

El cuerpo de investigadores dependiente de Hacienda desliza la sospecha de que el pago a Barreiro no fue el único soborno que recibió el senador. No obstante, el también presidente del PP de Lugo aseguró ayer a este diario que “es rotundamente falso que haya recibido ningún soborno ni de esa empresa ni de ninguna otra”, y se declaró “indignado” por la “indefensión” que le produce enterarse por la prensa de las acusaciones. “Tengo la conciencia tranquila”, concluyó.

Según Aduanas, entre los receptores de sobornos durante las municipales, incluso en la jornada de reflexión, Vendex cita al entonces presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar, al teniente de alcalde coruñés, Julio Flores, o a José Manuel Rey Varela, hoy alcalde de Ferrol, todos ellos del PP. Ha comprobado además que Tutor ingresó en persona 6.000 euros en una cuenta del BNG.

Más información