Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP abandona el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Salou

El pacto fija un relevo en la alcaldía por parte de CiU al popular Mario García este mes y los convergentes se niegan

El PP de Salou (Tarragonès), con tres concejales, abandona el gobierno del municipio, que compartía con CiU, y pasa a la oposición. Así lo anunció ayer el hasta ahora primer teniente de alcalde, Mario García, tras meses de tensiones con sus socios convergentes. El martes CiU, que tiene siete regidores, ya dio por roto el pacto. “Por coherencia, por dignidad, no podemos seguir en un gobierno que es un incumplidor, lo único que buscan son sus propios intereses personales y partidistas", afirmó García.

El PP reclamaba asumir este junio la alcaldía, tal como pactaron ambas formaciones en 2011. Según el acuerdo, el PP debía relevar a CiU en la alcaldía el último año de mandato. Sin embargo, el actual alcalde, Pere Granados, en las últimas semanas se ha mostrado reticente a ceder el puesto alegando que el PP había sido “desleal”.

Fuentes municipales argumentan que CiU se sintió traicionada por sus ya ex socios de gobierno en diversas ocasiones. Entre ellas destacan dos supuestos “agravios”: Acusan al PP de intentar urdir una moción de censura contra ellos buscando el apoyo del PSC, aunque los populares siempre lo han negado. Y CiU mantiene que PP abrió una vía de negociación paralela a espaldas del alcalde durante las gestiones para renovar el Consorcio Recreativo y Turístico, organismo mediante el que Salou y Vila-seca se reparten la fiscalidad que genera Port Aventura.

“Este señor se ha dedicado durante tres años a intentar atacar mi persona”, dijo ayer Granados sobre García. El alcalde aseguró sentirse legitimado para continuar en su puesto. La dirección provincial del PP cerró filas en torno a García y pidió a la cúpula de CiU en Tarragona que desautorice a Granados.