Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència pide al Grupo Liberal que vete el ingreso de Ciutadans y UPyD

Tremosa hace campaña para no compartir grupo con las dos formaciones

Javier Nart, a la izquierda, y Albert Rivera, en un acto de campaña.
Javier Nart, a la izquierda, y Albert Rivera, en un acto de campaña. EFE

Los resultados de las elecciones europeas pasarán a la historia por la quiebra del bipartidismo, la espectacular irrupción de Podemos y la victoria de Esquerra en Cataluña. Convergència no quiere ya más sorpresas y se opone totalmente a una posibilidad que ve antinatura: que el eurodiputado electo Ramon Tremosa, cabeza de lista de la Coalición por Europa, tenga que formar parte del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales Europeos (Alde) con los cuatro eurodiputados de UPyD y los dos de Ciutadans.  El partido de Albert Rivera flirtea desde hace tiempo con los liberales pero aún no ha llamado a la puerta de nadie. Convergència y el PNV ya ha empezado a hacer campaña para no tener que compartir escaños con las dos formaciones, rabiosamente contrarias al derecho a decidir.

En un durísimo comunicado, Convergència avisó que los partidos que integran Alde parten de la premisa de aceptar socios que acaten el mandato de las urnas. “Y ninguno cuestiona el referéndum escocés a diferencia de UPyD y Ciutadans que hacen de la negación del referéndum catalán el eje de su actuación política”, señala la nota emitida por el partido nacionalista. En esa misma línea, CDC agrega que el núcleo de Alde lo conforman partidos de centro y del norte de Europa que se distinguen por sus dinámicas, dicen, reformistas, constructivas y proeuropeístas. “Nada que ver con las populistas de UPyD y Ciutadans en sede parlamentaria”, señala el comunicado.

El PNV se planteará seriamente seguir en Alde si incorpora a UPyD y Ciutadans

La mejor baza de CDC es que el líder de Alde, el belga Guy Verhofstadt, estuvo haciendo campaña con Artur Mas en estas europeas y se mostró dispuesto a respetar “de una manera u otra” la decisión de los catalanes. Con todo, también ha reiterado varias veces que el conflicto es un asunto interno de España que debe solucionarse mediante el diálogo. Alde, sin embargo, no está para tirar cohetes porque en estos comicios ha pasado de 88 a 64 escaños y precisa apoyos. La constitución de los grupos parlamentarios se consumará a final de este mes y se precisa que dos tercios de los eurodiputados bendigan los nuevos fichajes.

Tremosa no estará solo en su empeño para no tener que compartir grupo con Javier Nart y Juan Carlos Girauta (de Ciudadanos) y los cuatro eurodiputos de UPyD (Francisco Sosa Wagner; Maite Pagazaurtundua, Fernando Maura y Beatriz Becerra). El PNV, que ocupó la segunda plaza de la lista de Coalición por Europa con la eurodiputada Izaskun Bilbao, está dando la batalla interna para evitar la adhesión. Fuentes del PNV aseguraron que en el caso de que UPyD o Ciutadans ingresen en el Grupo Liberal se plantearán muy seriamente su continuidad en el mismo.

Rivera y Rosa Díez no han decidido aún a qué grupo se adherirán

Mientras Convergència —que no Unió, porque su eurodiputado, Francesc Gambus, irá al Grupo Popular— y PNV están alerta, el PP se frota las manos. Su eurodiputado Santi Fisas se ha jactado varias veces de que Tremosa y Nart tengan al final que sentarse en el hemiciclo codo con codo. Por el momento, UPyD está meditando las ofertas que ha recibido. Sosa Wagner señaló durante la campaña que el límite infranqueable es que el grupo de destino respete la integridad de España y rechace la consulta. La ejecutiva de Ciutadans tomará su decisión los próximos días. Javier Nart, el cabeza de lista de C's y eurodiputado electo, no negó antes de los comicios que la opción más natural era acabar en Alde al tiempo que aseguró que ese grupo no ha firmado ningún documento en favor del derecho a decidir [quien si lo ha hecho ha sido la Internacional Liberal]. Sin embargo, Nart ayer fue más cauto y, apelando a su independencia —no milita en Ciutadans— señaló que la decisión la tomará la cúpula del partido. Con todo, Nart criticó a Tremosa por poner condiciones cuando CDC solo tiene un diputado: “No somos el eje del universo y cada uno debe actuar según su proporción. El Alcoyano puede ser muy importante, pero no como para jugar la Champions. Convergència tiene el pintoresco planteamiento de que Alde se amoldará a sus deseos”.