Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se desploma en las grandes ciudades y da la llave a los minoritarios

Los socialistas no se benefician de la debacle popular

Compromís revela su debilidad en Alicante y Elche

EUPV, tercera fuerza pese a la irrupción de Podemos

Mesa electoral en el Colegio de los Salesianos en Valencia. Ver fotogalería
Mesa electoral en el Colegio de los Salesianos en Valencia.

La crisis económica y la corrupción han pasado factura al Partido Popular en las principales ciudades de la Comunidad Valenciana en las elecciones al Parlamento Europeo celebradas este domingo. El PP se desploma y pierde casi la mitad de los escrutinios cosechados en las últimas convocatorias electorales en los grandes graneros urbanos, donde hace dos años recogió una de cada dos papeletas. Los beneficiarios son UPyD, Ciudadanos y Vox, que recogen casi un 15% de los sufragios. Pese a la pérdida, el voto popular en las grandes urbes se mantiene ligeramente por encima de la media estatal.

Sin embargo, los beneficios de la debacle popular no los recoge el PSPV-PSOE, que se coloca por debajo de la media estatal y en ciudades como Valencia roza el desastre con un porcentaje que no llega al 17%. Esquerra Unida crece pero no ve colmadas sus expectativas en las grandes ciudades, donde el fenómeno de Podemos, que también resta fuerza a Compromís, irrumpe con inusitada fuerza. Un panorama que, con las dificultades que supone extrapolar datos de europeas a municipales, dejaría en mano de los partidos minoritarios la llave de los gobiernos municipales.

Valencia, el ocaso de Barberá

Valencia

Europeas 2014. El PP logra el 28,26% y alrededor de 86.500 votos. El PSPV se queda en el 16,76% por encima de 51.000 votos. EU el 11,18% y 34.207 papeletas delante de UPyD (9,5%) y Compromís (8,5%).

Municipales 2011. El PP obtuvo 20 de los 33 concejales (52,54% y 208.727 papeletas). El PSPV, con un 21,76% y 86.440 votos, ocho concejales. Compromís tres ediles, con 35.881 votos y un 9% y Esquerra Unida dos concejales con el 7,17% y 28.489 papeletas. UPyD se quedó fuera con 11.243 votos (2,83%).

Generales 2011. El PP logró el 52,45% de los votos y 226.404 papeletas y el PSPV el 23,89% y 103.103 votos. UPyD con el 7,51% y 32.417 votos fue la tercera fuerza seguida de Esquerra Unida (7,2% y 31.059 votos) y Compromís con el 5,89% y 25.407 papeletas.

Europeas 2009. Hace cinco años el PP logró el 53,81% de los votos y 174.126 votos. El PSOE 111.768 votos (34,54%). EUPV 11.170 (3,45%) y UPyD 10.156 votos (3,27%).

El PP de Rita Barberá pierde en las elecciones 24 de los 52 puntos que logró hace dos años. Los populares se desangran por la abstención y el trasvase a UPyD (8,5% de los votos) y, en menor medida a Vox y Ciudadanos. El PSPV de Joan Calabuig se queda en un 16,7%, mientras a su izquierda Esquerra Unida, Compromís y Podemos se reparten cerca del 30% del voto escrutado. Estos resultados extrapolados a las municipales configurarían un Consistorio que enterraría el cuarto de siglo monopolizado por Rita Barberá y abriría un escenario en el que solo un cuatripartido permitiría dar estabilidad. El PP, con los datos de ayer, perdería 8 de sus 20 concejales, el PSPV perdería uno de sus ocho ediles, Esquerra Unida y UPyD lograrían 4, respectivamente, y Compromís y Podemos, otros 3 cada uno.

Alicante, un tripartito conservador

La enorme diferencia en número de concejales que tiene Sonia Castedo en Alicante se esfumaría si se extrapolasen en las próximas municipales los resultados de las elecciones europeas. El PP cosechó ayer su peor resultado electoral en Alicante al conseguir solo 31.464 votos (28,8%) de las papeletas emitidas, y caer 22 puntos en porcentaje de voto respecto a las anteriores europeas de 2009, cuando sacaron el 51% de los votos, y 58.154 papeletas.

Los socialistas sacaron 21.897 papeletas (20%), la mitad que en las anteriores europeas (42.733), UPyD 11.831 (10,84%), Esquerra Unida 11.603 (10%), Podemos 10.866 (9,95%) y Ciudadanos 5.016 (4,59%). Compromís seguiría teniendo uno de sus principales agujeros electorales en la ciudad de Alicante, donde ayer cosechó menos de 4.000 votos (3,6%) sobre un total de 110.600 papeletas escrutadas.

Alicante

Europeas 2014. El PP sacó 31.464 (28,83%) votos; los socialistas, 21.897 (20%); UPyD 11.831 (10,84%); Esquerra Unida 11.603 (10%); Podemos 10.866 (9,95%) y Ciudadanos 5.016 (4,59%)

Municipales 2011. En Alicante capital, el PP obtuvo 18 de los 29 concejales (75.434 papeletas y el 52,14% de los votos). El PSPV sacó 8 ediles (36.255 votos y un 25%). EU obtuvo 2 concejales con 11.008 papeletas (7,6%) y UPyD 7.306 (5,05%), que le permitió sacar un edil.

Generales 2011. El PP sacó en toda la provincia de Alicante 489.946 votos (55,85%), el PSOE 239.318 (27,28%), EU 57.677 (6,57%) y UPyD 49.662 (5,66%).

Europeas 2009. En Alicante el PP sacó 58.154 (51,3%), los socialistas 42.733 (37,69%), UPyD 4.705 (4,15%) y EU 3.145 (2,77%).

Elche. Europeas 2014. El PP 21.411 votos (28,35%), PSOE 18.544 (24,5%), Podemos sacó el 11,48% de los votos (8.671), UPyD 7.167 (9,49%) y EU 6.217 (8,23%).

Aplicando la Ley d’Hondt, el PP se hubiera quedado muy lejos de mantener la alcaldía, ya que solo hubiera conseguido 10 concejales, de los 18 que tiene en la actualidad. El PSPV obtendría 7 ediles, UPyD se colocaría como tercera fuerza política en el ayuntamiento con 4 representantes, los mismos que Esquerra Unida, que duplicaría los dos actuales. Podemos se estrenaría con 3 ediles y Ciudadanos hubiera conseguido un representante, al lograr el 5,3% de las papeletas.

Las combinaciones aritméticas para formar gobierno serían complicadas. Un tripartito de PP, UPyD y Ciudadanos, sería la única alianza factible, porque sumarían 15 ediles de 29 frente a la suma de PSPV, Esquerra Unida y Podemos se quedaría en 14.

Elche, ¿paréntesis popular?

En la ciudad de las palmeras el PP consiguió en las pasadas elecciones municipales acabar con 32 años ininterrumpidos de gobiernos socialistas. La actual alcaldesa, Mercedes Alonso, logró el 43,77% de respaldo en las urnas al obtener 49.626 papeletas. Los socialistas sacaron 43.462 votos (38,34%) y el Partido por Elche 5.977 (5,27%).

Los populares ya ganaron en las europeas de 2009 cuando sacaron 43.318 votos (52, 18%) y los socialistas 32.161 (38,74%).

El PP se ha volcado en esta campaña electoral de las europeas con la visita de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, que protagonizó un único mitin en Elche. Y su alcaldesa, Mercedes Alonso, ha desplegado toda una intensa agenda de actos por diferentes ciudades y foros vendiendo su gestión municipal y dándose a conocer.

A pesar de ello, el PP ilicitano con 21.411 votos (28,35%) registra un retroceso espectacular respecto a las elecciones europeas de 2009 cuando obtuvieron 42.318 votos y un 52% de respaldo. Los socialistas sacaron 18.544 papeletas (24,5%), Podemos se logró estrenar como tercera fuerza con más respaldo al cosechar el 11,48% de los votos (8.671), por detrás se sitúa UPyD 7.167 (9,49%) y Esquerra Unida 6.217 (8,23%).

Si este resultado se hubiera conseguido en unas elecciones municipales, el PP tendría 10 concejales (ahora tiene 14), el PSPV 8 (de los 12 que tiene en la actualidad), Podemos se estrenaría con 4 ediles, UPyD también entraría con 3 representantes y Esquerra Unida con 2 y Compromís no lograría representación. Una alianza de izquierda entre PSPV, EU y Podemos sería la única alternativa, ya que la suma de PP y UPyD se quedarían en 13 ediles, a uno de la mayoría absoluta.

Castellón

Europeas 2014. El PP obtiene 15.941 votos (28,3%), el PSPV 11.014 (19,55%). Por detrás, EUPV 5.411 votos (9,6%), UPyD 5.290 (9,39%), Podemos 5.004 (8,88%) y Compromís 3.544 (6,29%).

Municipales 2011. Los últimos comicios locales estuvieron marcados por el castigo al PSOE. Los socialistas obtuvieron el 26,63% de los sufragios y perdieron tres concejales. El PP ganó uno al obtener el 46,61% de los apoyos. La participación fue del 62,46% con 75.673 electores. Compromís ganó un concejal y EU entró en el Consistorio al superar la barrera del 5%.

Generales 2011. El PP obtuvo el 50% de los votos (41.828). Los socialistas con el 28,3% con 23.512 papeletas. UPyD obtuvo el 6,5% y EUPV logró el 5,7% de las papeletas.

Europeas 2014. El PP obtiene 15.941 votos (28,3%), el PSPV 11.014 (19,55%). Por detrás, EUPV 5.411 votos (9,6%), UPyD 5.290 (9,39%), Podemos 5.004 (8,88%) y Compromís 3.544 (6,29%).

Municipales 2011. Los últimos comicios locales estuvieron marcados por el castigo al PSOE. Los socialistas obtuvieron el 26,63% de los sufragios y perdieron tres concejales. El PP ganó uno al obtener el 46,61% de los apoyos. La participación fue del 62,46% con 75.673 electores. Compromís ganó un concejal y EU entró en el Consistorio al superar la barrera del 5%.

Generales 2011. El PP obtuvo el 50% de los votos (41.828). Los socialistas con el 28,3% con 23.512 papeletas. UPyD obtuvo el 6,5% y EUPV logró el 5,7% de las papeletas.

Europeas 2009. En las últimas elecciones europeas los votantes se repartieron entre el PP y el PSOE. Los populares lograron el 49% con 28.620 votos y el PSPV el 39% con 22.838. EU fue la tercera fuerza con alrededor de un 2%.

Castellón: la era Fabra se cuartea

El escenario político ha cambiado considerablemente en la ciudad de Castellón desde la marcha de Alberto Fabra y el PP podría perder las elecciones locales. Es lo que se desprende de los resultados obtenidos en las europeas. Con el 96,6% de los votos escrutados, las fuerzas de izquierda ganaban por un concejal a las de PP y UPyD. Extrapolando los datos para el diseño de una nueva corporación, los partidos de PSPV-PSOE, EU, Compromís y Podemos obtendrían 14 concejales frente a los diez de los populares (perderían cinco) y dos de UPyD.

El PP, que en las municipales de 2011 obtuvo casi la mitad de los votos y ganó un concejal en el Ayuntamiento, tiene frente a sí un panorama bien diferente, con un porcentaje de voto del 28%. Al castigo por la gestión de la crisis económica se suma el desgaste de un PP en transición y no exento de batallas internas. La marcha de Carlos Fabra como líder carismático e indiscutible de las filas populares y el relevo en la alcaldía por parte de un desconocido Alfonso Bataller convierten auguran un cambio de ciclo político. El auge de los partidos minoritarios dibujaría un consistorio con seis colores, donde destaca el crecimiento de EU y la importante irrupción de Podemos y UPyD.

Hace meses que en el Ayuntamiento de Castellón se ha extendido el rumor de que las propias encuestas de partido darían por perdida la alcaldía en 2015 a favor de un probable tripartito de PSPV, Compromís y EU. Los resultados de ayer, aun con la escasa participación, vienen a sostener este posible cambio de gobierno.

El grupo socialista también estaría gravemente afectado al perder hasta tres concejales de los nueve que logró en 2011. El voto de izquierda se ha decantado por la agrupación de EU, que pasaría de uno a tres. Compromís solo mantendría sus dos ediles y se vería sobrepasado por los tres ediles de Podemos y otros tres de UPyD, que lograrían representación en la capital de La Plana por primera vez en su historia.