La Llagosta, contra el gris

El municipio estrena la Bienal de Arte Urbano en el Vallès

A finales de los años setenta los vecinos del municipio de La Llagosta (Vallès Oriental) bajaron a la calle con plantas y flores. Protestaban para que el solar situado frente a sus casas no se convirtiese en otro polígono industrial. Reivindicaban el derecho a tener un espacio verde; con aquella intervención lo obtuvieron: se construyó un parque bautizado “Popular” en memoria de aquella victoria.

Más de cuarenta años después, el Parque Popular vuelve a ser un lugar emblemático para muchos de los casi 14.000 habitantes que viven rodeados de fábricas, ahora en desuso, y de una crisis que se ha tragado todos los colores cálidos del bienestar social y la ocupación laboral. Desde el parque vuelven a levantarse las voces que luchan contra el predominio del gris, pero esta vez reclutan como aliado al arte urbano y su capacidad de convertir las paredes más oscuras en auténticos arcoíris. Lo hacen con su primera edición de la Bienal de Arte Urbano, donde más de cuarenta artistas de la escena del graffiti, el arte urbano, la ilustración, el diseño gráfico o la escultura han ido desarrollando desde el miércoles hasta hoy en directo sus obras a lo largo del perímetro del parque. La convocatoria incluye otras expresiones de la cultura urbana como competiciones de skate, proyecciones de cine documental sobre arte callejero y sesiones de música contemporánea.

 “Queremos que sea una regeneración tanto física como social”, explica el comisario Justin Case. Considera que “la cultura urbana no destruye el entorno, sino lo enriquece, y necesita espacios equipados y muros libres de intermediarios”. Del mismo modo, La Llagosta necesita actividades culturales y estímulos para resurgir. “Es un pueblo muy estigmatizado: hay que recuperar el uso social de los espacios, hacer sentir a la gente que les pertenecen y volver a tener ofertas culturales”, argumenta el técnico cultural Albert Gímenez. Junto a Case y a Daniel López, de la organización Mur Murs, han dado vida a este evento que, para esta primera edición, quiere mejorar las condiciones materiales del parque –rampas para monopatines oxidadas, paredes, carteles- y promover que sus usuarios y los distintos colectivos participen en convertirlo en un museo al aire libre. La intención es establecer un diálogo entre la juventud local y los artistas invitados a dejar su huella en el parque. Los mismos ciudadanos podrán dejar la suya en la obra del escultor Joaquín Jara, que estos días ha hecho molduras de yeso para crear una estatua que “simbolizará el esfuerzo y la lucha del pueblo”, revela Case.

 Artistas locales como Zosen, H101, BTOY -considerada la mejor artista de plantilla de España- o la japonesa Mina Hamada crearán sus obras in situ inspirándose en el tema común Cripsis, que es la capacidad de los animales para modificar su apariencia física y pasar inadvertidos frente a sus predadores. Los creadores han ido mostrando su capacidad de “metamorfosear el arte con el espacio urbano camuflando las letras de los grafitos, forjando obras abstractas y de líneas geométricas que se integrarán con la arquitectura del pueblo o inventando esculturas orgánicas con las ramas botadas de los propios arboles del parque”, expone Case. Clases y competiciones de monopatines gratuitas han configurado el extenso catálogo de actividades.

Con la iniciativa, La Llagosta aspira a convertirse en un destino reiterado para los aficionados de la cultura urbana, y para los mismos artistas. La mayoría de los invitados reside en Barcelona, donde “es difícil encontrar la motivación de trabajar desde que la ordenanza cívica de 2006 prohibió pintar en la calle”, explica López. “Hace menos de diez años, Barcelona era la capital de Europa del arte callejero; aún hay muchos artistas que viven aquí, pero también son muchos los que han dejado de trabajar en la calle o se han ido a otra ciudad a causa de la represión y las multas. Ahora en la capital catalana se tapan las obras con el gris: entonces nosotros nos vamos al gris para pintarlo de color”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50