Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido y dos identificados por los incidentes en un acto electoral del PP

Militantes del partido han sido agredidos y los coches de Montoro y Camacho, apedreados

El PP se quejará ante la Generalitat por un dispositivo policial "negligente" en Vilanova i la Geltrúi

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una persona y han identificado a otras dos por su relación con los incidentes ocurridos en un un acto electoral que el PP ha celebrado la tarde de este miércoles en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).  Varios militantes han sufrido agresiones y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, han acabado bloqueados en sus respectivos coches, que han sido apedreados por algunos de los 200 manifestantes que esperaban en el exterior.

Los vehículos del ministro y de la líder territorial se disponían a abandonar la zona del mitin cuando han tenido que detener su marcha por unas macetas colocadas para cortar la calle. En ese momento, algunos manifestantes han desbordado el sistema de seguridad de los Mossos y han lanzado alguna piedra y botellas contra los coches. Cuando finalmente la comitiva ha logrado abrirse el paso, los violentos han golpeado los vehículos con palos, hasta que Montoro y Sánchez-Camacho han logrado salir definitivamente del embrollo. El PP atribuye la agresión a militantes independentistas, aunque entre los grupos que convocaban el escrache había movimientos de toda índole.

Montoro y Sánchez-Camacho ya habían tenido problemas para llegar al acto. Sus coches se han tenido que detener junto a los concentrados, que han golpeado los vehículos y les han lanzado grava. El ministro y la líder del PP catalán, sin embargo, han podido entrar sin mayores dificultades en el local donde se celebraba el mitin. Los militantes del partido que han acudido al acto electoral también han sido increpados e insultados a la salida.

El PP presentará una queja ante el Departamento de Interior de la Generalitat al considerar que el dispositivo de los Mossos d'Esquadra que custodiaba el acto era "negligente". Fuentes del partido lamentan que los manifestantes hayan podido bloquear la calle sin que la policía autonómica hiciera nada para impedirlo. Los incidentes de hoy, subrayan desde el PP catalán, no son los primeros que sufre el partido durante la campaña. El martes, en Viladecans, se apedreó una carpa de los populares.

Ramon Espadaler, consejero de Interior, llamó esta noche al ministro Montoro y a Alicia Sánchez-Camacho para condenar el ataque y anunciarles que estudiará el dispositivo montado para protegerles para ver si era el adecuado. En el transcurso del mitin, cargos del PP llamaron al director de la policía, Manel Prat, para pedirle que reforzara el dispositivo policial al considerar insuficiente la dotación de antidisturbios desplegada para hacer frente a los incidentes que se producían en el exterior del local donde los populares celebraban su acto electoral.

Unió Democrática, por su parte, condenó "con contundencia y rotundidad" los incidentes y califica los ataques "como una agresión intolerable al estado de derecho y a los valores democráticos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >