Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos jóvenes denuncian a la Policía agresiones de ultras en una ‘trobada’

Escola desaconsejó la protesta simultánea del GAV autorizada por la Delegación del Gobierno

Participantes a la Trobada d’Escola en Valencià celebrada en Benirredrà.
Participantes a la Trobada d’Escola en Valencià celebrada en Benirredrà.

El Cuerpo Nacional de Policía ha abierto una investigación para identificar a los agresores ultras de cinco jóvenes —cuatro de ellos menores— que se dirigían el pasado sábado a la Trobada d'Escoles en valencià en Benirredrà, tras las denuncias de dos de ellos. Ambos —uno de ellos es menor— fueron atendidos en el hospital de Gandia de una contusión en la cabeza y una herida cortante en la cara tras el ataque de un grupo de violentos.

Según explicó este lunes la policía, los agentes informaron de un primer incidente cuando un grupo de unos 50 jóvenes que habían participado en las trobades se acercaron hasta donde miembros del Grupo d’Acció Valencianista (GAV), radicales del secesionismo lingüístico, protestaban contra la fiesta por la lengua. Se produjeron insultos y la policía intervino para evitar un altercado. Los agentes conocieron más tarde que en otro punto se produjeron las agresiones a los cinco jóvenes.

Escola Valenciana, organizadora de las trobades, criticó con dureza que la Delegación del Gobierno autorizara a la misma hora una protesta del GAV. “Todo el mundo tiene derecho a la convocatoria de concentraciones y manifestaciones pero cuando hay una gran cantidad de indicios que corroboran peligro de actos violentos, hay que tomar medidas y más cuando de por medio hay un acto protagonizado por menores, como éste”, dijo la plataforma en un comunicado. Tanto Escola Valenciana como el Ayuntamiento de Benirredrà enviaron informes desfavorables a la delegación del Gobierno, desaconsejando la celebración a la misma hora del acto del GAV. Escola ha puesto sus servicios jurídicos a disposición de los jóvenes agredidos.

La condena de todos los grupos fue unánime. La alcaldesa de Benirredrà, la socialista Lola Cardona, rechazó las agresiones y lamentó que “un día histórico para la localidad se haya visto emborronado por los hechos de unos agresores sin escrúpulos”. Cardona subrayó el éxito de participación de la trobada en La Safor, a la que acudieron más de 10.000 personas.

Compromís y EU critican que dos días después no haya detenidos

Enric Morera, portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas, consideró un “escandaloso” que dos días después de las agresiones no haya detenciones todavía y reclamó que sea la Fiscalía de Menores “la que actúe con urgencia para detener y poner a disposición judicial a los agresores de menores”. Morera mostró la solidaridad de su grupo con los jóvenes agredidos y animó a las familias valencianas a que sigan participando masivamente en la fiesta de las trobades. El portavoz parlamentario de Compromís denunció “la pasividad de la policía y de la delegación del Gobierno” ante los hechos acaecidos.

El diputado de EUPV-Els Verds en el Congreso Ricardo Sixto preguntará al Gobierno que explique los informes policiales sobre las agresiones de ultras a estos menores. “Cómo es posible cuando estamos hablando de un grupúsculo de no más de 20 personas, todas ampliamente fichadas por la policía desde hace años”, planteó Sixto. El grupo quiere saber quién autorizó la concentración ultra y qué medidas tomará el Gobierno para evitar nuevas agresiones intolerantes.

El portavoz y coordinador del Gobierno de Gandia, Víctor Soler, condenó las agresiones y se mostró solidario con las víctimas.

En un comunicado, el GAV defendió que su protesta fue pacífica, ejemplar y sin incidentes. “No obstante, horas después se nos atribuyeron de forma directa unas supuestas agresiones que nadie observó en ningún momento en la protesta”, declaró la organización, que se refirió a las trobades como un acto “catalanista”.