Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real Academia Galega de Belas Artes cierra su ciclo benéfico de conciertos

Artemis Ensemble y Juan Ferrer firman dos excelentes versiones de Beethoven y Brahms

La Real Academia Galega de Belas Artes ha cerrado el ciclo benéfico de música de cámara que por tercera temporada consecutiva ha organizado conjuntamente con Artemis Ensemble. Para este último concierto del ciclo, cuya recaudación estaba destinada al Hogar Santa Eusebia de A Coruña, Artemis ha programado dos cumbres de la música de cámara, que marcan como hitos los finales de los siglos XVIII y XIX: el Cuarteto en fa mayor, op. 18 nº 1 de Beethoven, y el Quinteto para clarinete y cuarteto de cuerdas en si menor, op. 115 de Brahms. En este intervino como clarinetista el principal de la Orquesta Sinfónica de Galicia, Juan Ferrer.

Artemis y Ferrer firmaron dos versiones más que notables de ambas obras. En Beethoven, el cuarteto imprimió en su interpretación la visión de frontera entre clasicismo y romanticismo que requiere la obra. Resaltó su lenguaje lleno de la delicadeza del discípulo de Haydn y admirador de Mozart que fue el genio de Bonn y transmitió toda su intensa fuerza interior. Fueron de destacar el equilibrado diálogo del Allegro inicial, la pasión apenas contenida del chelo y la serenidad final en el Adagio affettuoso ed appassionato. La gracia del Scherzo y del Allegro y la fuerza absolutamente beethoveniana de este finale redondearon una gran versión.

El Quinteto con clarinete de Brahms es obra llena de la madura pasión musical y humana de un Brahms que, como hombre de mentalidad inquieta, estaba plenamente imbuido del espíritu libre de la Belle Époque. La densidad del primer movimiento, Allegro, y su excelente concertación permitieron a Ferrer y Artemis expresar su gran musicalidad, que tuvo un momento de máxima expresión en el elevado lirismo del Adagio. Fue como un canto de amor sereno, de pasión inicial superada, que se desarrolló en el juego de contratiempos del Andantino – Presto non assai ma con sentimento y llevó al Con moto final. Este, un tema con variaciones que evoca temas de anteriores movimientos, culminó la brillante de Artemis y Ferrer, reconocida por el público del salón de actos de la Academia con una calurosa y merecida ovación.