Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El policía que denunció al alcalde de Santiago por acoso logra anular su sanción

El consistorio deberá abonar el sueldo retenido al agente local, con los intereses pertinentes

Pleno en el Ayuntamiento de Santiago
Pleno en el Ayuntamiento de Santiago

El policía local que denunció al alcalde y otros cargos del Ayuntamiento de Santiago por acoso y prevaricación, José Antonio Carril, ha conseguido a través de la vía administrativa la anulación de la sanción de un mes de empleo y sueldo que le había impuesto el Ayuntamiento.

Además, por uso indebido del material policial (utilización del vehículo oficial para fines ajenos al servicio) había sido sancionado con dos días de empleo y sueldo, castigo que el juzgado también revoca y sustituye por un apercibimiento verbal, según el fallo judicial, al que ha tenido acceso Europa Press. De esta manera, queda suspendido el acuerdo de la junta de gobierno  por el que se impuso la suspensión de funciones durante un mes y otros dos días de remuneración y trabajo, junto con las resoluciones posteriores del Ayuntamiento por las que no se tenía en cuenta el recurso de Carril y la correspondiente a la ejecución de la multas. Esto supone que el Consistorio deberá ahora abonar el sueldo retenido al policía local, con los intereses pertinentes.

La junta de gobierno local de Santiago aprobó el 12 de diciembre de 2012 la suspensión de funciones por un mes por la "comisión de falta grave en el incumplimiento de sus obligaciones" por "ausentarse del término municipal durante el servicio", junto con otra de dos días por "mal justo del material policial, para fines ajenos a la función".

La sentencia judicial, con fecha del 24 de abril, señala que queda probado un desplazamiento de Carril, en horario de servicio, al lugar de Biduido, en Ames. De hecho, según consta en el fallo, el policía reconoce este desplazamiento, realizado -según las justificaciones dadas- con el "objetivo de recoger una llave" por una "urgencia familiar", y el cual se realizó un día en que había "un pleno conflictivo". Sin embargo, el juez señala que "únicamente está reconocido y acreditado el desplazamiento" del día 31 de mayo de 2012, "no estando probados" los otros dos, el 30 y el 1 de junio (días anterior y posterior), por lo que "no se dan todos los elementos" para que se pueda hablar de reiteración. "Ello quiere decir que no existe correspondencia entre la actuación imputada y sancionada y la norma tipificadora aplicada por la administración", señala el juez. En cuanto al uso del vehículo por el que fue sancionado con dos días, la sentencia apunta que un informe del jefe de la Policía Local indica que el jefe de servicio de cada turno tiene asignado un coche, por lo que esto "no compromete la disponibilidad para otros mandos".

Al margen de la vía administrativa, el policía local denunció por acoso y prevaricación a varios cargos del alcalde, en una causa judicial en diligencias por la que permanecen imputados el actual alcalde, Ángel Currás; el exconcejal de Tráfico Albino Vázquez Aldrey; la que era coordinadora de fuerzas de Seguridad, Mar Hinojosa; el exjefe de gabinete de Gerardo Conde Roa, Ángel Espadas; y el propio exalcalde popular.

Por otra parte, la portavoz del gobierno loca, María Pardo, ha augurado que "sí" acabarán en el banquillo, el próximo 19 de mayo, los siete ediles -incluida ella- que están imputados por autorizar el pago de la defensa del concejal de Deportes, Adrián Varela, por su imputación en la Operación Pokémon. "Yo creo que sí. No sé lo que va a pasar, (pero) de lo que estoy segura es de que vamos a resultar absueltos", ha manifestado en rueda de prensa al ser preguntada por ello. En concreto, se ha abierto juicio oral contra Amelia González, Juan de la Fuente, Cecilia Sierra, María Castelao, Francisco Noya, Luis García Bello y la propia María Pardo, los siete que, en la junta de gobierno del 30 de mayo de 2013, aprobaron que el Consistorio asumiese la defensa de Adrián Varela. Precisamente, la imputación de sus compañeros a raíz de esta decisión motivó que el propio Adrián Varela renunciase a la defensa.

Más información