Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía lidera la bajada del paro en el último trimestre

La EPA refleja 59.200 desempleados menos y con 41.700 empleados más

Andalucía ha liderado la bajada del paro en el último trimestre, según la Encuesta de Población Activa (EPA), que refleja en el último trimestre un descenso de 59.200 desempleados y un incremento de la ocupación de 41.700 personas más.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra el número de desempleados en Andalucía a finales de marzo pasado en 1.446.600 personas, con una tasa del 34,9%, casi 10 puntos más que en el conjunto del país. La tasa de actividad se sitúa en el 58,84% frente al 59,43 % de España.

Andalucía se sitúa como la segunda comunidad con los mayores crecimientos porcentuales anuales de la ocupación, con el 2,56%, sólo superada por la Región de Murcia (3,60%).

Por provincias, la mayor tasa de paro se registra en Cádiz, con el 40,77%, seguida de Córdoba, con el 37,05%, Jaén (36,53 %), Almería (36,25 %), Málaga (36,20 %), Granada (35,99%), Sevilla (34,90%) y Huelva, donde el porcentaje de paro es el más bajo de la comunidad, con el 31,30%.

Por sexos, entre las mujeres andaluzas el porcentaje de paro es del 38,82% (el 44,86% en Cádiz) frente al 26,87% de las españolas, y entre los hombres es del 34,26%, mientras que entre los españoles es del 25,31%.

Los sindicatos no se mostraron optimistas ante los datos. "La cuestión es en qué condiciones se está creando empleo. Es absolutamente precario, temporal y con sueldos bajos", afirmó Óscar Martín, secretario de Empleo y Formación de UGT de Andalucía.

La Cátedra BBVA de Análisis Económico de la Universidad Pablo de Olavide, dirigida por el profesor José Ignacio García Pérez, destacó que Andalucía, sin embargo, crea empleo por primera vez en seis años en tasas interanuales.

Este crecimiento del empleo viene explicado en su totalidad por la contratación temporal. Por tanto, el empleo que se está creando en Andalucía se caracteriza, de nuevo, por una elevada precariedad. De hecho, la tasa de temporalidad andaluza está de nuevo por encima del 34%, niveles no vistos desde el año 2010. En el conjunto de España se han destruido más de 200.000 puestos de trabajo indefinidos en el último año (41.700 en Andalucía) mientras que se han creado más de 152.000 puestos de trabajo temporal (casi 98.000 corresponden a Andalucía).

La creación de empleo en Andalucía se ha producido básicamente en el sector primario y ha sido más intensa entre los jóvenes y los mayores de 45 años. En el conjunto de España, de hecho, es únicamente el colectivo de mayores de 45 años el que crea empleo, sobre todo, debido al gran número de mujeres de ese grupo de edad que consiguen empleo, lo que apunta de nuevo a un fenómeno de trabajador añadido: las mujeres buscan empleo para cubrir las necesidades del hogar donde cada vez menos miembros del mismo tienen empleo.

La otra cara de la moneda es el crecimiento intenso que está teniendo el desempleo de larga duración: son ya más de 3,6 millones de personas en el conjunto de España y casi 900.000 en Andalucía las que no han trabajado ni un día en el último año. Estas personas necesitan de manera urgente medidas que incentiven su búsqueda de empleo, y a la vez, recursos que fomenten su contratación (a poder ser estable) y su reciclaje profesional.

En España, el número de parados bajó en 2.300 personas en el primer trimestre del año, hasta 5.933.300 españoles, y la tasa de desempleo se situó en el 25,93% de la población activa, lo que supone un aumento respecto al cierre de 2013, en tanto que el empleo siguió disminuyendo.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro suben en el primer trimestre de este año en 53.100, hasta un total de 1.978.900, es decir, un 2,75% más que en el cuarto trimestre de 2013.

En concreto, el primer trimestre cerró con 184.600 ocupados menos, con lo que el total de trabajadores retrocedió a 16.950.600 personas y la tasa de actividad se redujo 39 centésimas hasta el 59,46 % de la población activa, La clave de la comportamiento del paro está en la evolución de la población activa, que se redujo en 187.000 personas, hasta un total de 22.883.900, lo que provocó que la tasa de paro haya subido de 0,2 puntos a pesar de haber menos desempleados.

Más información