Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete: “Zapatero entregó España a Europa por un plato de lentejas”

González Pons pide a los populares que se movilicen para frenar al tripartito

José Ciscar, Arias Cañete, Alberto Fabra y González Pons, este domingo, en la convención del PP en Castellón.
José Ciscar, Arias Cañete, Alberto Fabra y González Pons, este domingo, en la convención del PP en Castellón.

De Europa, poco. De España y de la Comunidad Valenciana, mucho. La prueba de que las próximas elecciones europeas se disputan en clave interna fueron los discursos de Miguel Arias Cañete, Esteban González Pons y Alberto Fabra, que clausuraron la convención regional del PP en el Teatre del Raval de Castellón. El número uno de la candidatura popular cargó este domingo contra la gestión de los socialistas durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que Pons y Fabra agitaron convenientemente el espantajo del tripartito, del anticatalanismo y se presentaron como los únicos defensores de los intereses de los valencianos y de la unidad de España. Un clásico en el que brilló con luz propia Pons que, en uno de sus arrebatos dialécticos, llegó a decir que él iba a Europa porque hablaba valenciano y no porque supiera inglés. A Pons, por cierto, lo recibió un grupo de manifestantes lanzándole un huevo.

El todavía ministro de Agricultura, que no despejó cuándo piensa dejar el cargo —“es cosa del presidente”, afirmó—, dedicó la mayor parte de su intervención a destacar el cambio de tendencia, “para bien”, de la economía española, y arremetió contra la herencia del Gobierno de Zapatero, de quien dijo que “entregó España a Europa por un plato de lentejas”. Cañete cree que ahora “España ha vuelto al corazón de Europa y ha dejado de ser un problema para ser la solución”, mérito que atribuyó a José María Aznar y Mariano Rajoy, “que han negociado con rigor e inteligencia en la Unión Europea”.

Fabra: “El PP ofrece unidad frente al separatismo y las aventuras radicales”

Pons, fiel a su estilo, no se anduvo por las ramas. Directo a la yugular del tripartito porque, según dijo, “acaban siempre siguiendo los pasos de los nacionalistas de allí [Cataluña]; somos el único partido que apuesta por España; si los independentistas se salen con la suya, se abrirá en Vinaròs un gran vacío que llegará hasta el Pirineo”.

El número dos de la candidatura del PP, y varias veces consejero en los gobiernos de Francisco Camps, siguió con la bandera anticatalanista levantada y, dirigiéndose a quienes protestaban y le habían arrojado un huevo, afirmó ante los 350 cargos del PP reunidos en el teatro: “Nos insultan y coartan nuestra libertad de venir aquí a hablar de política; eran cuatro gatos, pero daban miedo al decir País Valencià, parla català; son pocos, pero si no vais a votar ganarán las elecciones”.

A Fabra le quedó el discurso sobre la unidad de España. “No se pueden defender los intereses de España en Europa sin sentirse español y valenciano; no se puede permitir el apoyo a los independentistas que hay ahí afuera”. El presidente del Consell instó a los presentes a votar el próximo 25 de mayo y a defender el proyecto del PP, “que ofrece confianza frente a incertidumbre; y unidad frente al separatismo y las aventuras radicales”.

El programa fantasma

EL PAÍS, Valencia

El vicesecretario general del PSPV-PSOE y portavoz de la ejecutiva, Francesc Romeu, se encargó de poner el contrapunto a la convención del PP. En un comunicado prefabricado —ni una sola referencia a los que dijeron los dirigentes populares en Castellón— Romeu hizo una descalificación genérica del PP con algunas referencias al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

De los cargos populares dijo que parecían protagonistas de la serie The walking dead “presentando un programa fantasma en el que nadie cree porque, en realidad se trata de un panfleto electoral”. Los ciudadanos, continuó, son conscientes de “las reiteradas mentiras e incumplimientos del PP, como Mariano Rajoy y Alberto Fabra ponen de manifiesto con su gestión diaria”.

Sin ninguna referencia a Arias Cañete o a González Pons, Romeu se centró en criticar al presidente de la Generalitat. “Las promesas sobre Europa del PP tienen la misma credibilidad que las líneas rojas de Fabra, el que dijo que los imputados no estarían en campaña y que permite que Alfonso Bataller (alcalde de Castellón, implicado en el caso Gürtel) presente el programa electoral”.

El portavoz de la ejecutiva socialista opinó que el PP no es capaz de defender los intereses de los valencianos “ni en Madrid ni en Bruselas, donde solo son ejemplos de recortes y corrupción”. Para Romeu “Fabra camina como un zombi, sabiendo que es ignorado y que carece de credibilidad como presidente impuesto y no aceptado por los suyos, por lo que todo lo que anuncia cae en el vacío electoral”. El vicesecretario general del PSPV pronosticó que Fabra no será el candidato del PP a la Generalitat.

Más información