La subida de tasas universitarias se perpetúa

El PP rechaza rebajar el precio de las matrículas a niveles de 2011

La Comunidad de Madrid ha incrementado más de un 65% las tasas universitarias los dos últimos años. El pasado julio el presidente regional, Ignacio González, las subió un 20% de media: las de la rama biosanitaria se encarecieron un 26%, las ingenierías un 21% y las de humanidades un 16%. Al cambio, otros 300 euros anuales por alumno, que se sumaron a los entre 300 y 600 aprobados en julio de 2012: la antecesora de González, Esperanza Aguirre, elevó entonces un 38% el precio de las matrículas. La consejera de Educación, Juventud y Deporte, Lucía Figar, responsabilizó al Gobierno central, también del Partido Popular, del tasazo universitario, alegando que el sistema de financiación autonómico no dejaba a Madrid otra salida. “No voy a negar que es un esfuerzo para las familias”, reconoció Figar hace un año. El pasado jueves, sin embargo, el Partido Popular impidió con su mayoría en la Asamblea de Madrid que prosperase una proposición no de ley del PSOE, apoyada por IU y UPyD, para rebajar en el curso de 2014-2015 el precio de las tasas universitarias al de 2011-2012.

“En solo dos años se ha incrementado un 68% el precio en primera matrícula de los grados y en solo dos años se ha incrementado un 124% el precio de los posgrados en primera matrícula. La subida en las convocatorias posteriores, es decir, para segundas, terceras o cuartas matrículas, ha sido todavía más salvaje, inasumible en muchos casos para las familias madrileñas”, criticó el diputado socialista Eusebio González Jabonero. El responsable de Educación del PSOE mostró su inquietud por la “desmesurada caída” de un 15% de media en el número de créditos matriculados.

Lali Vaquero (IU), centró su discurso en la “descapitalización” de las universidades públicas, “acompañada además” del incremento medio de entre 600 y 700 euros en las primeras matriculas. “Se ha aplicado un aumento del 20% en las titulaciones de grado, que se han puesto entre 1.600 y 2.000 euros, lo que las hace inaccesibles para muchos estudiantes procedentes de la clase trabajadora e imposibles para los estudiantes de segundas o terceras matriculas”, subrayó.

Frente al tasazo en Madrid, Izquierda Unida recordó que autonomías como Canarias (Coalición Canaria y Partido Popular), Asturias (PSOE) o Galicia (PP) han optado por aplicar la subida del IPC o incluso por congelar las tarifas. “Cataluña es más cara que Madrid, Canarias tiene los másteres más caros y en Madrid su sufraga el 80% del coste de cada titulación”, limitó Juan Van-Halen (PP), con más oratoria que datos, su defensa de la controvertida subida de tasas.

“Las subidas de las primeras matrículas es excesiva y dificulta un hecho esencial: garantizar la igualdad de acceso de los ciudadanos a la universidad. A nuestro juicio, las primeras matrículas tenían que haberse mantenido a un nivel prácticamente similar al de 2011”, observó Ramón Marcos por parte de UPyD. La formación magenta considera “esencial” que los precios estén ligados a la renta familiar y de los estudiantes. Marcos propuso que segundas o terceras matrículas puedan modularse, fundamentalmente en las ingenierías, “para que los alumnos de estas carreras, grados o másteres no se vean penalizados como consecuencia de un excesivo incremento de las segundas, terceras y cuartas matrículas, que en carreras más fáciles podría también ser superior”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS