Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Controlado el incendio de Torrent y Chiva tras arrasar 320 hectáreas

La investigación apunta a un rayo como causa del fuego

Los desalojados, cerca de 2.900, pueden regresar a sus casas

Las brigadas permanecen en la zona para refrescar el terreno

El incendio forestal que se declaró este martes en Torrent y Chiva (Valencia) ha quedado controlado pasadas las 21.30 de este miércoles tras arrasar cerca de 320 hectáreas. La investigación apunta a que el fuego comenzó por un rayo latente, según ha informado esta mañana el consejero de Gobernación, Serafín Castellano.

Los vecinos desalojados, cerca de 2.900, han podido regresar este miércoles a sus propiedades tras reabrirse al tráfico las carreteras de la zona. La mayor parte de los afectados pasaron la noche alojados en casas de familiares. La Cruz Roja dispuso camas para unos 300 evacuados, pero al final solo 28 vecinos durmieron en el polideportivo de El Vedat de Torrent y 16 en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias situado en Cheste.

Todos los medios aéreos que actuaban desde primera hora de hoy en la extinción del incendio se han retirado durante la mañana, si bien han tenido que regresar al rebrotar el fuego en la sierra Perenchiza, en el término municipal de Chiva. Según Emergencias, que también mantenía en la zona 12 brigadas con cuatro vehículos autobomba, el control del área en la que se ha reavivado el fuego "evoluciona favorablemente", por lo que a media tarde los medios aéreos se han retirado.

Emergencias movilizó a 14 brigadas, 13 medios aéreos y a la UME

Varias brigadas del cuerpo de Bomberos de Valencia permanecerán durante la noche de este miércoles en la zona para refrescar el área arrasada por el fuego. En total, serán 12 brigadas y cuatro autobombas. La Unidad Militar de Emergencias (UME) ya ha sido desmovilizada tras actuar en este incendio, que se inició sobre las 12.00 del martes en el término de Godelleta aunque ha afectado en su mayor parte a Torrent y Chiva.

Tras el agitado y tenso día de ayer, con un goteo incesante de desalojos a medida que avanzaban las llamas por Torrent y Chiva en una zona salpicada de urbanizaciones, llega el momento de evaluar los daños en viviendas y otras propiedades. "Se realizará un primer chequeo ahora que están abiertos los accesos", ha indicado el consejero, al que no le consta que haya "ningún chalé ni vivienda que haya ha sufrido siniestro total".

Los primeros en dejar este martes sus casas para escapar del humo y de las llamas fueron una quincena de vecinos de una urbanización de la localidad de Chiva. Luego fueron desalojados los ancianos de una residencia de Torrent, y poco después los usuarios de un centro de salud mental de Chiva. El incendio forestal que se declaró en Godelleta hacia el mediodía de este martes y se extendió principalmente por los municipios valencianos de Torrent y Chiva obligó finalmente a evacuar a casi 3.000 personas, según la Generalitat. Emergencias dio cuenta del desalojo de casas en una urbanización y de siete residencias de ancianos y discapacitados situadas en los términos municipales afectados.

El fuego, según testimonios de vecinos, dañó algunas casas y avanzó impulsado por el viento de poniente y las altas temperaturas en una zona, la de las Cumbres de Calicanto, salpicada de urbanizaciones. Por ello, el consejero de Gobernación, Serafín Castellano, destacó a las horas de comenzar el incendio que el despliegue de los medios de extinción se centraba en “proteger la vida de las personas y las viviendas de una zona con urbanizaciones y casas diseminadas”, mientras que Emergencias pedía a los vecinos que dejaran libres las carreteras para facilitar el trabajo de las brigadas de extinción y por su propia seguridad.

A primera hora de la noche del martes, el consejero aseguró que el 90% del perímetro del incendio estaba acotado. Un total de 14 brigadas de bomberos de la Generalitat y de la Diputación de Valencia; efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y bomberos del Consorcio Provincial y municipales de Valencia luchaban contra el fuego apoyados desde el aire y hasta el anochecer por 13 helicópteros y airtractor. El incendio movilizó también a Protección Civil, Sanidad, Guardia Civil y Policía de la Generalitat.

Mientras, la Cruz Roja desplegaba 300 camas para las personas evacuadas en el polideportivo El Vedat de Torrent, y en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe) en Cheste. Según la Generalitat, estaba previsto que 32 personas pasaran la noche en el polideportivo y otro centenar en Cheste. Al final, han sido menos. Otros 60 afectados de una residencia fueron trasladados a otra de la misma empresa en Sant Vicent del Raspeig (Alicante). La Generalitat destacó que los desalojos fueron preventivos por la intensa humareda del incendio. Dos personas fueron atendidas por inhalación de humo y otra por una torcedura.