El TSJA declara improcedente el ERE de la base de Morón

La empresa encargada de los servicios de mantenimiento del recinto despidió a 66 empleados

Trabajadores de la base tras ser despedidos en septiembre.
Trabajadores de la base tras ser despedidos en septiembre. Julián Rojas

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha declarado “no ajustado a derecho” el ERE que la empresa encargada de los servicios de mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) ejecutó en septiembre del año pasado. La compañía Vinnell-Brown & Root Spain (VBR) despidió a 66 trabajadores alegando “causas económicas y productivas”. Y es por esta razón por la que el alto tribunal andaluz estima parcialmente la demanda colectiva presentada por el comité de empresa. El TSJA reconoce que no solo no ha habido modificación de la carga de trabajo sino también un incremento de los servicios. Este ERE se suma al de 2010, cuando fueron despedidos otros 119 trabajadores.

Como argumento, el TSJA recuerda que en mayo del año pasado Estados Unidos efectuó el “despliegue temporal” en la base sevillana de un contingente de 500 militares y ocho aeronaves. Ello, según el auto, “precisaría de una mayor cantidad de servicios de distinto orden”. El tribunal se sustenta en un informe pericial en el que se detalla que ante el despliegue “se precisaría de un mayor número de trabajadores” y que “la ratio entre horas de producción y horas extraordinarias [...] es mayor tras la práctica del despido colectivo en el 72% de los 18 departamentos analizados”.

Para los empleados, la resolución ha sido agridulce. “La sentencia nos da la razón. Ha quedado demostrado que no había causas productivas u organizativas para los despidos. Pero también estamos decepcionados porque nuestro objetivo era que los despidos fueran declarados nulos. Pero esto no acaba aquí”, asegura el portavoz del comité de empresa, Javier Domínguez, quien anunció que serán los trabajadores despedidos los que decidan si recurren o no el fallo ante el Tribunal Supremo. La declaración del ERE como improcedente, según Domínguez, supondrá para los afectados un incremento de las indemnizaciones, que pasarán de 20 días por año trabajado a 45 días hasta la reforma laboral y a 33 días a partir de entonces.

La sentencia, no obstante, descarta que el expediente haya supuesto una vulneración de los derechos fundamentales de los trabajadores, quienes argumentaban que la empresa ha “preferido” consumar los despidos entre la plantilla española en lugar de la estadounidense. Asimismo, el tribunal descarta la tesis de que VBR incurriese en una “mala fe negociadora”. “Lo que más nos ha llamado la atención es que el tribunal no confirme que los despidos se decidieron sin ningún tipo de criterios ni evaluación, tal y como quedó demostrado en la documentación aportada y durante el juicio”, explica Domínguez. La resolución del alto tribunal andaluz se conoce pocas semanas después de que a la base haya llegado un nuevo contingente de soldados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS