Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Alperi renuncia a su escaño en las Cortes Valencianas

El exalcalde de Alicante está pendiente de juicio por delito fiscal e imputado en el 'caso Brugal' Afirma que abandona el Parlamento "por motivos personales y de salud"

El exalcalde de Alicante y diputado autonómico Luis Díaz Alperi, en una sesión de las Cortes.
El exalcalde de Alicante y diputado autonómico Luis Díaz Alperi, en una sesión de las Cortes.

El PP pierde a otro diputado en las Cortes Valencianas. El exalcalde de Alicante Luis Díaz Alperi ha formalizado a las 13.15 su renuncia al escaño en la Cámara autonómica por "motivos personales y de salud".

Díaz Alperi está pendiente de juicio por delito fiscal e imputado por el caso Brugal por el supuesto amaño del plan general urbano de Alicante. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) abrió el pasado mes de marzo juicio oral contra el también exalcalde de Alicante por tres delitos fiscales y cohecho impropio al considerar que existen indicios de que pudo cometer fraude contra la Hacienda Pública en los años 2007, 2008 y 2010 con la ayuda de personas interpuestas. Alperi habría ocultado al fisco más de un millón y medio de euros y habría dejado de tributar 682.000 euros.

La fiscalía pide para él nueve años y nueve meses de prisión y solo queda fijar la fecha de la vista oral. Con la renuncia al escaño, se abre la opción de que las partes pidan que la causa se envíe a Alicante, ya que no quedaría en ella ningún político aforado.

El exalcalde también está imputado en el caso Brugal, en el que el TSJCV investiga presuntas irregularidades en la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad. Junto con Alperi está imputada la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, también diputada en las Cortes. La instrucción aún no está cerrada.

Díaz Alperi abandona las Cortes Valencianas semanas después de que la exconsejera y alcaldesa de Novelda, Milagrosa Martínez, entregara su acta de diputada. Martínez se resistió durante semanas a la petición del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, de que dejara el Parlamento antes de sentarse en el banquillo por los contratos de Fitur con la trama Gürtel. El juicio, que debía comenzar el 31 de marzo, se aplazó hasta que el TSJCV decida quién es competente para esa causa de Gürtel, que ya no tiene aforados entre los procesados. La misma duda afecta ahora al caso de supuesto delito fiscal de Díaz Alperi, si bien este juicio estaba pendiente de fecha.

En el grupo popular continúan cinco parlamentarios imputados por las piezas que instruye el TSJCV del caso Gürtel. Tras la salida de Díaz Alperi, la siguiente en la lista del PP por Alicante es Virginia Romero, pero ya ocupa un puesto de senadora. Si renuncia también, ocupará el escaño María Dolores Zaragozá.

"Líneas rojas"

El portavoz del grupo parlamentario popular, Jorge Bellver, ha señalado que la decisión del exalcalde responde a "motivos de salud", pero "atiende también a las indicaciones" del presidente de la Generalitat y del PP valenciano, Alberto Fabra, respecto a las "líneas rojas" sobre la presencia de procesados en el Parlamento autonómico o como cargos del partido.

Bellver ha explicado que ha recibido una llamada de Luis Díaz Alperi en la que este le ha comunicado su intención de renunciar.

El presidente del Consell, Alberto Fabra, ha preferido no valorar la decisión del exalcalde cuando ha sido preguntado esta mañana, ya que la renuncia aún no se había formalizado.

En cualquier caso, ha señalado: "Saben mi parecer en este sentido". Además, ha recordado que Alperi "estaba en un proceso de salud complicado" y que "llevaba ya varios meses sin poder asistir a las Cortes", por lo que "también podría ser algo esperado".

Por otra parte, ha recalcado que los imputados "no pueden tener un protagonismo en ningún tipo de campaña electoral". "Hemos sido muy claros", ha advertido ante la defensa realizada este martes por el PP de Alicante de la presencia de imputados en campaña electoral.

Por contra, ha subrayado que un imputado "no puede tener protagonismo" ni el partido, ni en el Gobierno, ni en el grupo parlamentario "y eso también va a pasar en cualquier tipo de campaña electoral". "Deben resolver las cuestiones en las que estén inmersos o en las que la Justicia pida su colaboración, pero desde luego no pueden ser protagonistas", ha incidido.