Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turismo tira de la economía y supone casi el 13% del PIB andaluz

El empleo en las empresas del sector creció un 2,4% el año pasado

Dos turistas caminan por el paseo marítimo de Torremolinos. Ampliar foto
Dos turistas caminan por el paseo marítimo de Torremolinos.

Cuando comenzó la crisis económica, el sector turístico fue el que mejor resistió la debacle inicial y fue el último en notar los efectos de la depresión económica. Los expertos vaticinaron entonces que el turismo sería el sector que primera notaría una futura recuperación económica. Según el consejero de Turismo de la Junta, Rafael Rodríguez, esto ya puede estar ocurriendo. Rodríguez ha presentado en Córdoba los datos del último informe anual, conocido como Saeta, sobre el turismo que hace su departamento. Y el informe apunta a los mejores números desde 2008, cuando empezó la crisis.

El turismo incrementó en 2013 medio punto su peso en el Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía, hasta alcanzar el 12,9% y empleó a 329.600 personas, lo que supone un incremento del 2,4% y representa el 13% de la población ocupada. Estas cifras demuestran que el sector sigue siendo la gran locomotora económica de la región y es de los pocos que ofrece cifras positivas en su balance anual. El año pasado la comunidad recibió 22,4 millones de turistas, lo que supone un 4% más respecto a 2012. Las pernoctaciones aumentaron un 4,5%, aunque la estancia media y el gasto por visitante se redujeron levemente.

Estos buenos datos redundan más allá de las empresas directamente turísticas. En toda la miriada de firmas implicadas de alguna forma en atender a los turistas, aunque sea indirectamente, se espera como agua de mayo la llegada de los visitantes. Por cada euro que un foráneo se gasta en Andalucía, la economía regional produce por valor de 1,52 euros. En total, la Junta estima que estas industrias auxiliares generaron 6.700 millones de euros como efecto indirecto del turismo.

La comunidad recibió 22 millones de viajeros en 2013, un 4% más

Pero, por otro lado, la economía andaluza ha tenido que producir por valor de 12.700 millones para atender la demanda que hacen los turistas en cuanto a los bienes y servicios que consumen directamente (alimentación, residencia, transporte y ocio). De esta forma —y sumando ambas variables— el impacto económico total del sector turístico andaluz ascendió en 2013 a más de 19.400 millones.

El turismo es, además, un gran refugio para el empleo. Según la Encuesta de Población Activa, en 2013 las personas ocupadas en la industria turística en la región eran 329.600 (el 13% de todos los ocupados de la comunidad), lo que supone un incremento del 2,4% con respecto a 2013.

El consejero no ha desaprovechado la ocasión para sacar pecho y subrayar que el sector turístico ha creado empleo neto justo en medio de las nefastas cifras de paro que soporta la comunidad autónoma.

Aun así, y a pesar de los buenos datos presentados, el consejero ha reconocido que el crecimiento es irregular y puso de ejemplo la rama hotelera. “No es lógico ni sostenible que si crecen las pernoctaciones al ritmo que lo hicieron el año pasado, el empleo hotelero registrase una caída del 2,3%”, señala el consejero. “Todas las cifras del informe nos sirven para seguir trabajando con más empeño para que 2014 sea el del empleo; va a ser nuestra obsesión porque estamos convencidos de que va a ser un buen ejercicio turístico”, subraya.

Finalmente, el consejero Rafael Rodríguez ha destacado que el turismo obtiene estos buenos resultados en Andalucía, entre otras razones, porque “se ha logrado diversificar la oferta, mejorar la calidad e impulsar la cooperación para sacar el máximo provecho de los recursos”.