Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los restos óseos hallados en la escombrera no son de Marta

Los primeros indicios apuntan a que los restos son humanos, pero "muy antiguos"

Varios agentes trabajan en la escombrera donde se busca el cuerpo de Marta del Castillo. Ampliar foto
Varios agentes trabajan en la escombrera donde se busca el cuerpo de Marta del Castillo.

Los restos óseos que la Policía Nacional ha localizado en la escombrera situada en el municipio de Camas no son los de la joven sevillana Marta del Castillo, desaparecida en Sevilla enero de 2009. Los forenses que se han desplazado hasta la zona confirmaron en un primer análisis que los restos óseos encontrados son humanos, pero, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, han determinado que los restos hallados son demasiado antiguos para que puedan pertenecer a la joven desaparecida.

Los fragmentos de huesos serán trasladados al Instituto Anatómico Forense donde se realizará un estudio en profundidad para determinar su antigüedad y procedencia. Por tratarse de la posibilidad de que los restos fueran humanos, una comisión judicial encabezada por el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Sevilla permaneció durante toda la mañana en el lugar siguiendo de cerca los trabajos de los forenses. No ha sido necesario un análisis más exhaustivo de los restos para determinar in situ que no son los de la joven asesinada.

Una unidad de la Policía científica llegó esta mañana sobre las 08.30 a la escombrera de Camas (Sevilla), donde se han custodiado durante toda la noche los restos hallados en la zona en la que se buscaba a la joven. El solar, de alrededor de 1.500 metros cuadrados, está junto al río Guadalquivir y un puente que se utiliza como carril bus, carril bici y para viandantes, cerca de la zona en la que Miguel Carcaño, condenado a 21 años de prisión por el asesinato de la joven, aseguró en su primera versión que arrojó el cuerpo al río desde esta pasarela en enero del 2009. La policía tenía indicios que señalaban a ese solar desde hace meses, aunque las excavaciones se iniciaron después de que Carcaño fuera sometido al denominado "test de la verdad" en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza el pasado 6 de marzo y reaccionara a imágenes y mensajes que afirmaban que el cuerpo de la joven estaba en una escombrera.

Hasta la zona se ha desplazado el juez Francisco de Asís Molina, que investigó el crimen de Marta del Castillo y, una vez juzgado el caso, mantiene abierta una pieza para intentar localizar el cuerpo. Junto al juez han estado el secretario judicial y la directora del Instituto Anatómico Forense, adonde la policía va a trasladar los restos hallados para que sean analizados. Un portavoz policial ha indicado que se han localizado huesos de varios tamaños y que la unidad científica está limpiando, catalogando y empaquetando los restos para enviarlos a al anatómico forense en las próximas horas.

Tras tres semanas de búsqueda, las alarmas saltaron a última hora de la tarde del lunes, cuando la policía que rastreaba la escombrera con ayuda de una excavadora encontró tres fragmentos óseos. El primer examen visual no descartó que fueran humanos, por lo que la policía avisó al juzgado y los padres de la joven, que desde hace cinco años han confiado en cada búsqueda emprendida para encontrar el cuerpo de su hija como si fuera la definitiva.