Sanción a directores de colegios por embolsarse cobros del comedor

El conselleiro confirma que funcionarios convertían pagos que son voluntarios en obligatorios Ofrecían datos al Consejo Escolar, y unas cuentas diferentes a la Xunta

La Consellería de Educación ha sancionado con suspensión de empleo y sueldo a siete directores de otros tantos colegios de Vigo tras comprobar que se habían embolsado como sobresueldos pagos que las familias hacían a los centros para sostenimiento de los comedores escolares. Educación ha decidido sancionar a los responsables de los colegios tras comprobar la veracidad de las denuncias que en mayo del pasado año formularon ante la Administración educativa algunos padres y la federación de enseñanza de UGT. Las sanciones no se han hecho efectivas todavía ya que, según explicaron fuentes de la consellería, los afectados aún pueden recurrir por la vía administrativa y tres de ellos además se encuentran de baja médica.

 Los siete colegios estaban cobrando a las familias diversas cantidades adicionales por el uso de comedores que gestiona directamente la Xunta “alegando que el objetivo era mejorar el servicio o el pago del personal que atiende a los niños”, según explicó el jefe territorial de Educación en Vigo, César Pérez Ares. Esos cobros a los padres a cambio de mejoras en los comedores están permitidas por la ley, siempre que sean de carácter voluntario. Pero, tras las denuncias recibidas, la Consellería abrió una investigación y comprobó que en uno de los casos “lo que debía tener carácter voluntario se convirtió en obligatorio”. “El que no pagaba se quedaba fuera, ya que la cuota era indispensable para acceder al comedor, lo que perjudicaba a las familias más necesitadas”, apuntó el conselleiro de Educación.

Las irregularidades no acababan ahí, según Educación, ya que se comprobó que parte de esos ingresos adicionales se los embolsaba el propio director. En los seis colegios restantes los cobros a las familias mantenían el carácter voluntario, pero la Consellería constató que también servían para que los directores percibiesen sobresueldos. “En todos los casos se comprobó que esos pagos se registraban en una contabilidad paralela”, señaló el jefe de Educación en Vigo. “En algunos casos esa doble contabilidad incluso presentaba contradicciones, ya que se entregaba una para el Consello Escolar y otra para la Xefatura Territorial”, añadió César Pérez Ares.

Las sanciones propuestas por Educación implicarían la suspensión de empleo y sueldo por varios meses. La Xunta, de momento, ha preferido no detallar la cuantía de las cantidades cobradas a las familias y de los sobresueldos que supuestamente ingresaban los directores. “Si se tratase de dinero de los fondos públicos que manejan los centros, tendríamos que haber llevado el asunto a la fiscalía”, manifestó el conselleiro Vázquez, quien agregó que, al tratarse de dinero de las familias, deben ser estas las que presenten las reclamaciones si lo consideran oportuno.

“Hemos hecho una investigación de varios meses tras recibir las denuncias de padres y sindicatos, y hemos podido constatar que los hechos eran ciertos”, abundó Vázquez. “La Consellería ha actuado con premura y discreción ante unas conductas que no se pueden repetir”.

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS