TVG decidió no informar sobre Paula Prado por “no estar imputada”

El presidente dice que la información del canal se guía por el "principio de proporcionalidad"

Santiago -

El director de la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG) ha defendido el criterio informativo sobre las tramas de corrupción existentes en Galicia y, en concreto, al ser preguntado por el tratamiento informativo sobre la portavoz del PP gallego y diputada de la Cámara, Paula Prado, ha defendido que se priorice a las "personas imputadas, dejando de lado al resto de implicados". "Es lo correcto", ha juzgado en respuesta al parlamentario de AGE Juan Manuel Fajardo, puesto que este argumento evita "condenar" a los que no están imputados por los jueces. Previamente, había asegurado que "no hay trato de favor con imputados, ni discriminación positiva o negativa".

En su pregunta en la Comisión de control de la CRTVG, Juan Manuel Fajardo preguntó por el hecho de que los medios públicos "no hiciesen referencia a las conversaciones recogidas en el sumario de la Pokémon" en las que la portavoz del PP gallego "pide enchufes para conocidos o admite haber inflado facturas" en su etapa en el Ayuntamiento de Santiago. A ello también respondió Sánchez Izquierdo atribuyéndolo a una cuestión "personal" de una diputada. Aunque ha reconocido que todo el mundo "comete errores", Sánchez Izquierdo ha defendido que la CRTVG supera los "estándares de calidad" y se sitúa entre los mejores canales, y ha remarcado que el tratamiento con los casos de corrupción de la Pokémon y su derivada coruñesa, "son similares al resto de presuntos casos de corrupción".

Más información
Feijóo evita defender a su portavoz pero la mantiene en el cargo
Los pinchazos implican a la portavoz del PP gallego en enchufes
Prado se jactó de inflar una factura municipal en 3.000 euros
TVG alega que vigila webs y correos de su plantilla como “los demás”
“TVG no rectifica porque si no tendría que hacerlo mañana, tarde y noche”

Sánchez Izquierdo ha recordado los límites del espacio televisivo y que se informa de lo que se considera "de interés para la audiencia". También ha remarcado que la información de la CRTVG se guía por el "principio de proporcionalidad", que puede "explicar asimetrías" y que es un concepto incluido en los medios públicos que hay que "cumplir" aunque se discrepe. Del mismo modo, ha asegurado que se emplean los criterios de "imparcialidad y atención a la pluralidad". Al inicio de su intervención, y puesto que Fajardo centró su intervención en Paula Prado, para quien ha recomendado presentar su dimisión, ha rechazado focalizar la discusión en una persona en concreto. Para Sánchez Izquierdo, el tratamiento informativo, que "deja fuera anécdotas" o rumores, es el "adecuado" con el fin de "no contribuir a una causa general que va en contra" de unos y para que "inocentes no sufran de forma injustificada" la condena de un informativo televisivo. Esta argumentación empleada por el director del ente público fue motivo de crítica de Fajardo, quien ha lamentado que utilice las mismas expresiones que el Partido Popular y ha denunciado el "diferente tratamiento" de la información en los casos de corrupción cuando implican a miembros del partido que está en el Gobierno y con respecto a otras organizaciones.

Así, le ha acusado de "manipular" la realidad tratando de "salpicar" sólo a determinados partidos en las diferentes tramas corruptas y "silenciando u ocultando" lo que salpica al PP. "Cuando sale Paula Prado, lo hacen para defenderla", ha acusado Fajardo, en referencia a las conversaciones relacionadas con la portavoz del PP gallego recogidas en el sumario. Para Fajardo, que ha denunciado la falta de "equidad" en las informaciones de la CRTVG, únicamente "gozan de presunción de inocencia" los implicados del PP, mientras que para los demás "no dudan en emplear titulares culpando" a los imputados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS