Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cambio de criterio del TSJA sobre El Algarrobico indigna a ecologistas e IU

Los conservacionistas se querellan contra los jueces que firman la sentencia que declara urbanizable la zona en la que se levantó el hotel

Hotel levantado en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería). Ampliar foto
Hotel levantado en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras (Almería).

El cambio de criterio sobre el hotel de El Algarrobico de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha indignado a los grupos ecologistas y a IU, que fueron los que este miércoles han criticado de forma más rotunda la última sentencia sobre este polémico edificio levantado en Carboneras (Almería). La sección tercera de este tribunal acaba de declarar que el hotel, cuya construcción se paralizó en 2006, está en una zona urbanizable. Lo llamativo del caso es que otra sección de la misma sala —la primera— falló en junio de 2012 lo contrario: que la zona, incluida dentro del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, estaba protegida y era no urbanizable.

Los grupos conservacionistas han anunciado que se querellarán contra los magistrados María Rosa Torres Donaire, María del Mar Jiménez Morera y Jorge Muñoz Cortés, que firman la última sentencia en la que se indica que el hotel está en un área en la que se permite edificar. IU sostiene que el fallo es "aberrante". José Antonio Castro, su portavoz en el Parlamento andaluz, dice que no entiende que se dicte una sentencia que "contradice" fallos del mismo tribunal. Castro ha hablado de "extrañas maniobras judiciales para forzar una sentencia".

Por un lado, las críticas se centran en que la sección tercera haya juzgado de nuevo un asunto que ya estaba sentenciado, el de la validez de la parte del decreto de 2008 de la Junta, por el que se aprobó el plan de ordenación del parque, que afectaba al paraje de El Algarrobico. En su reciente sentencia, los magistrados argumentan que estaban capacitados para hacerlo ya que, aunque se trata del mismo asunto, en un caso (el del fallo de 2012) era Greenpeace quien recurría y en otro (el conocido esta semana) era la promotora Azata la que presentó el recurso. Además, los promotores argumentan que en este último caso, al estar personados, han podido aportar más documentación.

Las críticas también van dirigidas al extraño reparto de causas que se ha producido en el TSJA. Los ecologistas e IU sostienen que era la sección primera la que llevaba el caso del decreto de 2008. Pero, a través de una resolución firmada el 24 de febrero, la Sala de Gobierno del TSJA decidió que el recurso de Azata fuera resuelto por la sección tercera. "No puede ser que lo que se estaba tramitando la sección primera del TSJA desde hace cinco años, en un mes cambie de sección, se nombre a un nuevo ponente y magistrados y tres días después, el 27 de febrero, se dicte esta sentencia aberrante", ha afirmado este miércoles Castro. En la misma línea, el portavoz del grupo ecologista Salvemos Mojácar, Jaime del Val, ha insistido en que el cambio se produjo "sin justificación alguna". "Esta providencia no se notificó a las partes hasta el 7 de marzo", se queja.

Greenpeace, personada en la causa, presentó el lunes un recurso contra este reparto. Pero la polémica sentencia ya estaba dictada desde el viernes anterior. En su recurso, Greenpeace argumenta que el TSJA ha incumplido sus normas de reparto, ya que entiende que la sección primera era la que debía resolver este asunto. Ni Lorenzo del Río, presidente del TSJA, ni Rafael Toledano, presidente de la sala de lo contencioso-administrativo de este tribunal, han querido aclarar a este periódico qué ha ocurrido.

Mientras, los servicios jurídicos de la Junta han continuado este miércoles sopesando si se recurre ante el Tribunal Supremo la última sentencia del tribunal que fija como urbanizable el terreno en el que se levanta el hotel. El portavoz del PSOE en el Parlamento, Mario Jiménez, ha pedido que se produzca una "clarificación" ante las sentencias "contradictorias".

Más contundente se han mostrado los consejeros de IU en el Gobierno andaluz. El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, ha considerado que la última sentencia hace más difícil resolver la "tropelía" que supuso la construcción del hotel y pone de manifiesto "lo fácil que es cometer barbaridades y lo difícil que es resolverlas". El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ha afirmado que para el Gobierno andaluz es "incompatible" El Algarrobico con la construcción sostenible. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ha pedido que se "resuelva lo antes posible" la situación "creada por la Junta de Andalucía" con El Algarrobico. Ha Incidido en que el caso está "afectando ya a la propia imagen de Andalucía".

Greenpeace ha dejado claro que recurrirá ante el Supremo la última sentencia del TSJA. En paralelo, la asociación Salvemos Mojácar y el Levante Almeriense, el Grupo Ecologista Cóndor y la Plataforma Salvemos Macenas han anunciado la querella contra los magistrados que dictaron el fallo. Todas las organizaciones ecologistas se han unido este miércoles ante las puertas del palacio de justicia de Almería para lamentar "profundamente" el fallo. "Supone un primer paso hacia una posible legalización del hotel. Sospechamos que hay ocultos intereses que pueden estar moviendo la legalización del hotel", ha afirmado el delegado en Andalucía de Greenpeace, Juan de Dios Fernández Carmona.