Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Alt Empordà prohibirá la prostitución en la vía pública

Los pueblos de la comarca tienen que aprobar la norma, que se pretende estén en vigor en verano

 El Consejo Comarcal del Alt Empordà aprobó ayer una ordenanza tipo que hará llegar a los 68 municipios que lo conforman que prohíbe la prostitución en la vía pública en toda la comarca. El objetivo es que los Ayuntamientos la aprueben en sus plenos y que la norma se pueda aplicar antes del verano. Como se trata de una norma de ámbito municipal, esta se basa en incumplimientos de cuestiones como el civismo o la convivencia y las sanciones que se adopten solo podrán ser administrativas.

La ordenanza ha sido ideada por un bufete de abogados contratado por el consejo para convertirse en la herramienta para llevar acabo “una actuación global, conjunta y eficaz que permita erradicar la prostitución en los espacios públicos de la comarca”, sea cual sea la titularidad de la vía, y adoptando medidas cautelares.

Las sanciones, que afectarán tanto a las prostitutas como a clientes, llegarán hasta 750 euros, en el caso de faltas leves, y a 3.000 para las muy graves. Si las autoridades hallan a la prostituta y a su cliente manteniendo relaciones, la falta será calificada de muy grave para los dos. Si la oferta o demanda de la relación sexual se produce cerca de centros religiosos, educativos o donde haya menores, será considerado también muy grave.

Según la ordenanza, la policía que actúe antes de sancionar podrá “ordenar que cesen en la actividad” y si no consiguen que los “infractores” se identifiquen, podrá llevarles a comisaría para tal fin. No se sancionará a quien no “ofrezcan los servicios sexuales retribuidos de forma libre”.