Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inaugurado el servicio de Cercanías que une Figueres y Mataró sin trasbordos

Los usuarios ya no tendrán que cambiar de tren en Maçanet de la Selva

El nuevo servicio de Cercanías de Girona se ha puesto en marcha este lunes. La nueva línea RG1, cuenta con 16 trenes que unirán las comarcas del Alt Empordà, El Gironès, La Selva y El Maresme los días laborables, sin necesidad de hacer trasbordo en Maçanet de la Selva. Se trata de una reivindicación histórica del territorio, que ahorrará tiempo y dinero a los usuarios. Estos se verán beneficiados por el aumento de la frecuencia de los trenes y la posibilidad de viajar de Mataró a Figueres por la costa sin necesidad de hacer trasbordo.

La inauguración ha sido un poco accidentada, ya que el primer tren, que salió de Figueres a las seis de la mañana, ha sufrido una avería mecánica a los pocos minutos. Los cuatro pasajeros que iban a bordo han tenido que bajar en la estación de Vilamalla y coger el siguiente convoy de media distancia. El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, ha atribuido este incidente a la falta de inversión en infraestructuras.

Una veintena de usuarios, además de Vila y los alcaldes de Mataró y Figueres han viajado en el siguiente tren de la RG1, que ha partido de esta última ciudad a las ocho de la mañana. "Volvemos a recuperar una relación social y de flujos, espero no solo de ciudadanos, sino también económicos, entre el Maresme, entre la zona meridional de Girona y Girona ciudad, Flaçà y Figueres y fortalecemos unos vínculos que no se tendrían que haber roto nunca", ha señalado el consejero. El alcalde de Girona, Carles Puigdemont, ha asegurado que habrá "un antes y un después de la entrada en servicio de este sistema de Cercanías".

Estas nuevas frecuencias permiten que haya al menos 60 trenes diarios en las estaciones de los municipios donde también hay servicio de media distancia. Varios usuarios han valorado positivamente el aumento de las frecuencias, porque les permite coger trenes más acordes con sus horarios y evitarse esperas. Además, han mantenido que era muy pesado tener que hacer trasbordo y combinar los trenes en la conexión de Maçanet, porque se tardaba, en algunos casos, hasta 50 minutos.

La nueva RG1 se presta como prolongación de algunos convoyes de la línea R1, que hasta ahora acababan en Maçanet de la Selva. Los nuevos trenes, sumados a los que ya disponían los municipios gerundenses, permiten tener frecuencias de paso de entre media hora y una hora, según la estación y la franja horaria. Además, la conexión directa de Mataró y Blanes con Girona y Figueres, hasta hoy inexistente, se cubre con una frecuencia de un tren cada dos horas.

El alcalde de Portbou, Josep Lluís Salas, ha lamentado que la línea acabe en Figueres y no continúe hasta su localidad: "No creo que sea tan difícil que de ocho trenes, cuatro lleguen a Portbou o Cervere, lo que hacemos siempre es potenciar las grandes poblaciones en detrimento de las pequeñas". En un sentido parecido se ha manifestado el alcalde de Llançà, Pere Vila, que cree que debería replantearse la posibilidad de que esta línea se prolongara más al norte de Figueres, al menos en épocas de vacaciones.

Como complemento a la mejora de los servicios ferroviarios se hará la integración al sistema tarifario de la ATM de Girona, de manera progresiva durante el segundo semestre de este año. En una primera fase se hará en los municipios que forman parte del ámbito de la ATM. Luego se incorporarán el resto. Por otra parte, los usuarios de los servicios AVE en las estaciones de Girona y Figueres dispondrán de la posibilidad de hacer uso del llamado "Combinado Cercanías", que con el billete del tren de alta velocidad permite obtener un billete para las nuevas Cercanías de Girona.