Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell rectifica y acepta el acuerdo con los empleados de RTVV

CGT hace inviable la unanimidad sindical exigida por la Generalitat

La posición de dureza exhibida por el Consell en la negociación con los sindicatos para liquidar Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) se vino abajo poco antes de la medianoche del domingo, cuando expiraba el plazo legal para llegar a un acuerdo con el comité de empresa.

El Gobierno que preside Alberto Fabra ordenó a los liquidadores de RTVV y a los negociadores de KPGM validar el preacuerdo alcanzado en la noche del viernes con la mayoría de los sindicatos pese a no contar con el respaldo unánime de todos los sindicatos representados en el comité de empresa. CGT hizo inviable la unanimidad sindical exigida inicialmente por el Consell para firmar el acuerdo.

La Generalitat dice que el cambio de posición es “por responsabilidad”

La Generalitat presionó hasta última hora para conseguir que los dos delegados de la CGT en el comité de empresa de RTVV —que está integrado por 23 miembros— se desmarcasen de su sindicato y firmasen el acuerdo a título personal. La pretensión era provocar una situación similar a la registrada durante la negociación del ERE del Palau de les Arts, con el objetivo de lograr un acuerdo respaldado por todos los miembros del comité de empresa y reducir las posibilidades de una demanda judicial que invalidase el acuerdo de extinción de RTVV. Sin embargo, los dos representantes del sindicato de inspiración anarquista se mantuvieron firmes en su decisión de no avalar el expediente de extinción de RTVV. No solo porque la mayoría de los afiliados a CGT en Canal 9 respaldaron la negativa de sus delegados el sábado por la mañana, sino porque además este sindicato vio fortalecida su posición tras el resultado de la votación realizada entre todos los empleados de RTVV el sábado por lo tarde. El escrutinio evidenció que el 28% de los empleados estaba en contra del acuerdo con el Consell que sí logró el respaldo del 70% de la plantilla y de los otros cinco sindicatos: Intersindical (seis delegados). CC OO (6), CSIF (3), USO (3) y UGT (3).

Y ello, pese a que las condiciones ofrecidas por la Generalitat eran mucho mejores que las de cualquier otro proceso de reestructuración realizado en el sector público valenciano. Una indemnización de 35 días por año trabajado, con un máximo de 30 meses; indemnizaciones lineales superiores a los 5.000 euros; y mejoras para la franja de empleados mayores de 45 años, con el compromiso de darles preferencia en la readmisión si RTVV se reabre antes de tres años. En total, indemnizaciones por un importe cercano a los 86,5 millones de euros para los 1.600 trabajadores que serán despedidos que harán efectivas las indemnizaciones en dos anualidades. Ahora el 60% y el año próximo el 40%.

El pacto establece 86,5 millones en indemnizaciones para los empleados

Fuentes de la Generalitat indicaron que el cambio de posición se decidió, finalmente, “por responsabilidad” y, sobre todo, por el “respaldo mayoritario” de los trabajadores a la oferta presentada. En la decisión pesó también, casi con toda probabilidad, la necesidad que tenía el Consell y el PP de acabar con un conflicto que amenazaba con enquistarse y que alteraba la agenda oficial de Fabra.

El acuerdo, sin embargo, no evitará que CGT pueda presentar una demanda colectiva contra el expediente de extinción de RTVV ni los centenares de demandas individuales. Ni tampoco el malestar existente en CC OO, Intersindical y UGT por la ruptura del acuerdo de unidad de acción al que se habían comprometido.

Más información