Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos retoman la reforma del Reglamento del Parlamento

El cambio se acompasará a la tramitación de la ley de Transparencia

Los tres grupos parlamentarios (PP, PSOE e Izquierda Unida) retomaron ayer, a iniciativa del presidente de la Cámara, el socialista Manuel Gracia, los contactos para la reforma del Reglamento. Gracia citó a un almuerzo a los portavoces popular, Carlos Rojas; socialista, Mario Jiménez; y de IU, José Antonio Castro, con los que acordó un calendario de aprobación del Reglamento en paralelo a la ley de Transparencia de Andalucía.

Las propuestas de modificación que están en discusión son las que hizo Manuel Gracia en abril del pasado año, a las que los grupos incorporarán las suyas. La novedad principal del cambio propuesto por el presidente del Parlamento afecta sobre todo a la participación ciudadana. Gracia propone que los ciudadanos puedan presentar enmiendas a los proyectos de ley durante la tramitación de los mismos y que también puedan plantear preguntas al Consejo de Gobierno en la sesión de control. Para ello, un diputado tendría que asumir su defensa.

Según fuentes parlamentarias, hay “dudas” sobre el encaje de estas propuestas, que intentarán solventarse en próximas reuniones del letrado mayor, José Antonio Víboras, con los secretarios generales de los grupos.

Gracia también propuso sanciones económicas para los diputados que “incumplan injustificadamente su labor de asistencia a los órganos parlamentarios” y cuando realicen alguna actividad incompatible sin haber sido previamente autorizado para ello. El presidente de la Cámara abandera la propuesta de que los diputados voten de manera secreta sobre la idoneidad de los cargos designados por el Parlamento.

Los grupos parlamentarios presentarán sus propias iniciativas de reforma, aunque Izquierda Unida, el grupo minoritario de la Cámara, era partidaria de acelerar al máximo la modificación con las medidas de Manuel Gracia. No obstante, los tres portavoces acordaron acompasar esta discusión con la tramitación del proyecto de ley de Transparencia, que superará el debate de totalidad la semana próxima sin ninguna enmienda de devolución. “No tiene mucho sentido que se ponga en marcha la reforma del Reglamento si hay cuestiones que deriven de la ley de Transparencia que haya que incorporar”, explicaron las fuentes consultadas.