Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa explora nuevos yacimientos en las antiguas minas de plomo de Linares

La Junta tramita un proyecto para investigar la presencia de barita o galena

Antigua mina de Linares.
Antigua mina de Linares.

La Junta de Andalucía está tramitando el permiso solicitado por la empresa Nort Recycling Works, S.L., afincada en León, que ha comprometido una inversión de 2,8 millones para investigar la presencia de los minerales barita y galena en las antiguas minas de plomo del distrito minero de Linares-La Carolina, en la Sierra Morena jiennense. Se trata de minerales metálicos que aparecen en los filones de plomo y que, en el caso de la barita, se utiliza preferentemente en las perforaciones de pozos y en las prospecciones petrolíferas.

El proyecto de exploración se va a desarrollar inicialmente sobre una superficie de 277 cuadrículas de las antiguas minas de plomo, que permanecen inactivas desde hace tres décadas después de que vivieran su momento de máximo esplendor a finales del siglo XIX, cuando el distrito minero de Linares-La Carolina se convirtió en el mayor productor mundial de plomo. “Es un proyecto muy interesante para investigar nuevos recursos mineros”, ha indicado este martes en Jaén la directora general de Industria, Energía y Minas de la Junta, María José Asensio, al presentar a los empresarios la Estrategia Energética Andaluza 2014-2020. Y es que, de prosperar la exploración de los minerales la comarca linarense encontraría un importante revulsivo para dinamizar su tejido industrial, muy castigado desde el cierre de la industria automovilística Santana Motor hace tres años. Solo en Linares, la tasa de paro ronda ya el 50%.

En contraste con el momento dulce que vive la minería en Andalucía, la Junta advierte de los efectos que tendrán en el sector industrial la política energética del Gobierno de la nación. “Se está hipotecando y poniendo en peligro la industria agroalimentaria”, criticó María José Asensio, en alusión a los recortes de las primas para energías renovables. Solo en las orujeras dedicadas a la cogeneración y a la biomasa del olivar, el sector calcula unas pérdidas de 110 millones en Andalucía por los nuevos parámetros retributivos establecido por el Ministerio de Industria.