Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los de fuera también votan

67.000 electores en las primarias de los socialistas valencianos

Los afiliados al partido estarán en clara minoría hoy en la votación del candidato de los socialistas valencianos a la presidencia de la Generalitat. La primera experiencia de primarias abiertas en una de las federaciones del PSOE ha deparado la sorpresa de que más de 50.000 ciudadanos se hayan inscrito en el censo junto a los cerca de 17.000 militantes (del PSPV-PSOE y de Joves Socialistes) para escoger entre el actual secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, que es diputado en el Congreso, y Toni Gaspar, alcalde de Faura. Quien gane será el adversario de Alberto Fabra, presidente de la Generalitat, en unas elecciones autonómicas, previstas para 2015, que hoy por hoy huelen a cambio político tras dos décadas de hegemonía absoluta del PP.

¿Cuántos ciudadanos del censo electoral de estas primarias se acercarán a alguno de los 380 centros de votación en las agrupaciones socialistas? ¿Y cuántos militantes? Desde la dirección federal del PSOE se observa con atención lo que ocurre en Valencia porque ese mismo sistema, en el que también votan los de fuera del partido, será aplicado para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno dentro de unos meses.

Las primarias de los socialistas valencianos se han adelantado a todas porque al secretario general le interesa confirmarse como cabeza de cartel antes de las elecciones europeas de mayo y porque Puig viene exigiendo a Fabra que adelante los comicios autonómicos para “desatascar” una comunidad sumida en la crisis y paralizada por la carcoma de la corrupción en sus instituciones. Para el PSPV-PSOE, un partido abrumado por la travesía del desierto y las divisiones internas, son una oportunidad de buscar viento favorable.