Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PCE denuncia a la coalición en Rivas

Dos concejales presentan una querella, admitida a trámite, contra la corporación local y la empresa Municipal de la Vivienda por presuntas irregularidades

Las fricciones entre las distintas corrientes de IU han cobrado intensidad en Rivas-Vaciamadrid, el principal Ayuntamiento que gobierna la coalición en toda España, tras dos meses de aparente tregua. Los concejales José Manuel Castro y Sira Abed, pertenecientes al Partido Comunista —IU cuenta con 13 de los 25 concejales del Consistorio, en el que los denunciantes no se han encargado de ninguna cartera esta legislatura—, han presentado una denuncia junto a otros tres miembros del PCE contra la Corporación municipal y la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV).

La denuncia, admitida a trámite, señala presuntas irregularidades a raíz de un informe de la Cámara de Cuentas del pasado noviembre como “la adjudicación de contratos de asistencia técnica y de promoción de viviendas a empresas entre las que que existen vinculaciones societarias” o “la depreciación” en la valoración de una parcela de 11 millones de euros. También cuestionan la construcción de una sala de musculación en el edificio de la EMV, “abonando el Ayuntamiento injustificadamente a la EMV 197.000 euros; y doble pago del suelo” a una empresa adjudicataria y a la que era contratista de la Concejalía de Deportes.

Desde las direcciones de IU regional (Eddy Sánchez) y municipal (Pedro del Cura) “rechazan y desautorizan” las denuncias presentadas por los ediles “al situarse al margen de lo decidido en los órganos de dirección de esta fuerza”. “Estamos en contra de judicializar la vida política, y recordamos que en este momento se encuentra funcionando una comisión de investigación, cuyos resultados serán dados a conocer en breve, así como una auditoría por parte de la intervención de este Ayuntamiento”, añaden voces autorizadas de IU Madrid.

La querella presentada en Rivas es el último coletazo de la bronca que sacude a IU en su posesión más preciada en toda España y uno de las cuatro localidades que gobierna en la Comunidad de Madrid (las otras son San Fernando de Henares, Navalagamella y Fuentidueña). Con la particularidad de que Rivas, la joya de la corona de IU desde 1991, tiene un comportamiento electoral muy peculiar: sus 78.000 habitantes, con una media de edad 32 años, diferencian el voto municipal del autonómico y del estatal.

Así, IU fue el partido más respaldado en las elecciones locales de 2011 —13 ediles de 25 con 15.308 votos (45,34%), seguida del PP con siete (9.015; 26,7%)—, y bajó a la tercera posición en las autonómicas, celebradas el mismo día, con 7.229 votos (21,62% para IU), por los 11.846 del PP (35,43%) y 9.676 del PSOE (28,94%). Meses después, en las últimas elecciones generales, se confirmó esa tendencia con 14.250 votos al PP (37,31%), 10.986 al PSOE (28,76%) y 6.506 a IU (17,03%).

Las peleas internas que sacuden al partido han provocado el temor entre sus dirigentes a perder parte de sus votantes tradicionales a escala local, aquellos que, pese a no compartir su ideología, vienen premiando a IU con su apoyo desde hace 23 años por la calidad de los servicios públicos de Rivas. Del Cura llegó a convocar en enero un referéndum entre las bases para reprobar al regidor, José Masa, de su propio partido. En Rivas hay 300 afiliados. Votaron 168, todos salvo dos contra Masa.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram